10 septiembre 2015

Apple intenta reinventar su tableta con un lápiz

La esperada cita anual en la que Apple presenta su nuevo iPhone (esta vez el 6S y 6S Plus), contó además con lo que parece un claro intento del gigante de la tecnología de relanzar su tableta, el popular iPad.

Con las ventas de la tableta en declive, la empresa de Cupertino parece decidida a reinventar el iPad casi como un híbrido entre una pequeña computadora portátil y una tableta, como ya han hecho competidores como Microsoft con el Surface.

Es decir, Apple quiere que el iPad además de ser ideal para el consumo de contenidos pase a ser también una herramienta de trabajo, de creación.

Así, además de usarlo para leer prensa o libros y ver películas, el usuario lo puede usar para trabajar. Para ello, el iPad Pro contará con una pantalla más grande (casi 13 pulgadas) y un accesorio antes impensable en Apple, el Pencil.

Y es que precisamente el fallecido Steve Jobs dijo que una tableta acompañada de un lápiz era un indicio de que sus diseñadores habían fracasado.

"Si ves un lápiz, se equivocaron", dijo Jobs en la presentación del iPad en 2010.

Pero algo tenían que hacer para relanzar el iPad, por más que en el evento no fuera más que el telonero de la joya de la corona: el iPhone 6S (con un procesador y una cámara más avanzados, además de lo que llaman 3D touch).
Impulso a las ventas

Apple vendió casi un 20% menos en los últimos tres trimestresque en el mismo periodo del año anterior.

De ahí que los analistas consideraran que una de las prioridades de la empresa era tratar de reimpulsar ese mercado.

En la presentación, Apple aseguró que el nuevo dispositivo ofrece una potencia de procesador de un 80% de la de una computadora portátil vendida en los últimos seis meses.

Dave Lee, corresponsal de Tecnología en EE.UU. de la BBC, señala que efectivamente, en una tableta, "el talón de Aquiles es que es un gran dispositivo para el consumo pero para hacer algo, una tarea, no es ideal".

"Apple está intentado solucionar eso con el iPad Pro. Es enorme, pero no aparatoso, incluso si es más pesado que el iPad original con 0,76 kilos", señala Lee.

"Es fácil burlarse de Apple por hacer que una multitud vitoree un lápiz, pero es un avance para la tableta más popular del mercado", agrega.

"Convertir el iPad en algo para 'hacer cosas' lo haría un producto formidable y un peligro para las ventas de los 'netbooks'".

"Por mucho que el iPad esté pasando un mal momento, es muchísimo más popular que cualquier otra tableta del mercado y sigue siendo un negocio multimillonario", dijo Geoff Blaber, de la consultora CCS Insight.

Blaber explica que el retroceso en el mercado del iPad se explica por los avances de los teléfonos de pantallas más grandes.

"Un iPad con una pantalla más grande debería darle algo de aire a la categoría. Pero el precio… va a ser una barrera para muchos".



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada