26 agosto 2015

Aparecen más deudas en Cosett, trabajadores piden sus aportes



La Cooperativa de Servicios de Telecomunicaciones de Tarija (Cosett) parece estar envuelta en un torbellino de denuncias y deudas que nunca para, y es que la secretaria general del Sindicato de Trabajadores de la telefónica tarijeña, Rosario Colquechambi, informó de una nueva deuda que tendría la cooperativa, pero esta vez para con su personal.

Según la dirigente, la denuncia ya se habría interpuesto en el Ministerio de Trabajo y ya se estarían llevando adelante audiencias en esa repartición del Gobierno para determinar el monto de la deuda. Informó que de salir el fallo favorable para los trabajadores, la cooperativa deberá pagar miles de bolivianos a su personal.
Al momento existen dos puntos de fricción entre el sindicato y la gerencia de Cosett que llegaron al Ministerio de Trabajo, ambos con recursos económicos de por medio.
El primero data del año 2013, cuando los trabajadores sindicalizados decidieron ceder sus bonos de antigüedad para salvar la institución que se declaraba internamente en quiebra en esa gestión. Según afirma, los trabajadores aceptaron ceder su bono y por ende reducirse el sueldo, hasta que pase la crisis institucional y para no perder su fuente laboral. Explica que el aporte de cada trabajador por mes estaba entre los 500 y 800 bolivianos.
Colquechambi recordó que en el convenio firmado en este entonces, la gerencia se comprometió a no contratar más personal, sin embargo, dijo que esto se incumplió y es que explica que al momento conocen de aproximadamente 25 nuevos funcionarios en la institución. Por esto, afirma que el acuerdo fue incumplido y a raíz de este hecho los trabajadores piden la devolución del bono cedido.
Explicó que al momento, se encuentran realizando una cuantificación de lo adeudado, pues consideran que en este caso corresponde el pago de retroactivos.
Según documentación oficial a la que tuvo acceso El País eN, estos y otros puntos fueron suscritos entre la gerencia de Cosett y el sindicato, en un convenio que fue homologado por la Confederación Sindical de Trabajadores de Luz-Fuerza, Telecomunicaciones, Aguas y Gas de Bolivia, entidad nacional de la que los trabajadores de la cooperativa son parte.
En el documento se observa la firma del actual gerente, Mario Alberto Bass Werner, quien no se encontraba ayer en su oficina, debido a que según su secretaria, asistió a una audiencia laboral.
La otra de las denuncias tiene que ver con un paro de 72 horas que los trabajadores iniciaron el 28 y 29 de septiembre del año pasado, como medida de presión ante la ingobernabilidad y la no habilitación de los consejos dentro la cooperativa telefónica. La medida también protestaba la falta de condiciones de trabajo e incumplimiento a convenios.
La dirigente dijo que en una primera instancia se declaró a la medida ilegal, pero que luego, la figura cambió cuando se constituyeron a la ciudad de La Paz ante el Ministerio de Trabajo y lograron que se les permita realizar una compensación de las horas no trabajadas. Planteaban para esto hacerlo en un día sábado.
Colquechambi dijo que pidieron a la gerencia que se les asigne un día para devolver las horas. Sin embargo, dijo que en julio se encontraron con un descuento de cuatro días, que asciende a aproximadamente 160 bolivianos en total por persona.
El jefe departamental del Ministerio de Trabajo, Ramón Villca, explicó que desde que asumió el cargo, el tema del litigio laboral entre las partes ya estaba avanzado, siendo un fundamento irrefutable a favor del sindicato el acuerdo firmado por los trabajadores y el gerente de la institución.
Dijo que el acuerdo está también homologado por el Ministerio de Trabajo, por lo que “al homologarse adquiere la coercitividad y la fuerza de una ley, al ser entre las partes, que son el empleador y trabajador”, agregó.
Expresó que a la fecha no se cumplieron los puntos establecidos en el convenio que tiene seis acápites, en los que la empresa se comprometió a dar cumplimiento a los compromisos con el sindicato, no descontar sueldos por los días de paro, reconocer al sindicato, reconociendo el derecho de los trabajadores a asumir las medidas para la recuperación de su bono de antigüedad, y otros.
De esta manera, Vilca dijo que al momento, la inspectora laboral asignada al caso elabora el último informe, antes de llegar al laudo arbitral, que ya establece sanciones y multas para los empleadores.

El laudo arbitral sería el primero en Tarija

El jefe regional del Ministerio de Trabajo, Ramón Vilca, dijo que de llegar a un laudo arbitral en este caso, el mismo sería el primero que se presenta en Tarija y explicó que éste tiene carácter de sentencia ejecutoriada, escenario en el que también los trabajadores pueden asumir medidas como un paro, que al darse en éste contexto se declara legítimo. Por ello, Vilca exhortó a la institución a llegar a una solución e indicó que todos los días se atienden fricciones laborales y como instancia que vela por los intereses de los trabajadores, lo único que hacen es hacer cumplir las leyes sociales, más allá de cualquiera que sea la institución o entidad protagonista. El funcionario agregó que además se tienen denuncias de persecución de parte de trabajadores del sindicato de Cosett.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada