15 julio 2015

GUANTE ROBÓTICO DEVUELVE LA CAPACIDAD DE AGARRAR

Un equipo de ingenieros de la Universidad de Harvard (Estados Unidos) desarrollaron un guante robótico que ayuda a las personas con movilidad limitada en las manos a agarrar y recoger objetos, según una publicación del portal Technology Review.

El dispositivo beneficiará a las personas que sufran de movilidad limitada en las manos, sea a causa de una enfermedad degenerativa, un derrame cerebral o por la edad avanzada del individuo. Solamente en Estados Unidos podría beneficiar a unas 6,8 millones de personas.

De momento, han probado el dispositivo nueve pacientes que sufren de esclerosis lateral amiotrófica (ELS), distrofia muscular, lesiones incompletas de la columna vertebral o las complicaciones asociadas a un derrame cerebral.

El dispositivo tiene el objetivo de restaurar la autonomía de las personas que perdieron la capacidad de agarrar, explica al portal Conor Walsh, profesor del Instituto Wyss para la Ingeniería Biológica de la Universidad de Harvard

El proyecto fue liderado por Panogiotis Polygerinos, un investigador del desarrollo de tecnologías del laboratorio del Instituto Wyss.

Walsh cree que en tres años o menos el guante "se habrá adecuado para el uso en entornos médicos".

Actualmente existen robots con exoesqueletos duros que pueden servir de dispositivo asistencial en casos de movilidad limitada, guiando a los pacientes por ejercicios de rehabilitación, pero este guante robótico es suave y ligero en comparación a los exoesqueletos.

Este guante robótico se alinea de forma más flexible a las articulaciones del paciente, aporta un toque más cuidadoso con los tejidos blandos como la piel humana, y, puesto que es mucho más ligero, podría servir en un futuro como unidad portátil, permitiendo que los pacientes puedan realizar la rehabilitación en casa, no sólo en clínicas y hospitales.

El guante podría aportar a los pacientes "la destreza que necesitan para realizar actividades esenciales de la vida cotidiana", dice Steve Kelly, el presidente y COO de Myomo, que desarrolla dispositivos asistenciales robóticos para brazos y manos, y que no participaba en este proyecto.

¿Cómo funciona?

El guante se programa mecánicamente para que ejecute una sola tarea, realizada con un movimiento de flexión de los dedos junto con un movimiento de flexión y torsión del pulgar. Los dedos son esencialmente globos de silicona -unas cosas de goma rosa- con un enjambre de fibras amarillas por dentro. Cuando se bombea agua presurizada desde una riñonera al guante, las fibras impiden que el globo se hinche y de esta manera su colocación programa al dedo para que realice un movimiento concreto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada