28 julio 2015

Con Windows 10 Microsoft espera redimirse de los errores

La revolución móvil de Microsoft, anunciada en el momento del lanzamiento del Windows 8 a finales de 2012, no tuvo lugar: consumidores, empresas y creadores de aplicaciones para móviles ignoraron el software y el grupo estadounidense anunció a principios de julio la supresión de 7.800 empleos, esencialmente de su filial de telefonía Nokia, que ya había soportado gran parte de los 18.000 puestos suprimidos el año pasado. Además de la reintroducción simbólica del menú de arranque, cuya desaparición del Windows 8 desconcertó a muchos usuarios, Windows 10 vuelve a la normalidad y está previsto que equipe 1.000 millones de aparatos de aquí a 2018. Hoy en día el sistema operativo Windows, teniendo en cuenta todas sus versiones, está instalado en 1.500 millones de ordenadores de todo el mundo. "La esperanza es atraer a creadores de aplicaciones, especialmente para teléfonos, donde Microsoft lo lleva peor", estimó Rob Enderle, analista independiente del sector tecnológico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada