16 junio 2015

Tigo inicia gigante cruzada contra el ciberbullying

“Ambicioso”. Es el término que utiliza Tigo para calificar el plan piloto que acaba de lanzar en una cruzada abierta contra uno de los nuevos enemigos de los niños en esta era digital: el ciberbullying.

La empresa, a través de su departamento de responsabilidad social, pretende destinar medio millón de dólares, en el programa que se extenderá durante tres años en 100 colegios de toda Bolivia, cada uno de estos con un promedio de 1.500 estudiantes, con el fin de informar y concienciar sobre los delitos a los que un niño puede exponerse en la era digital, desde el bullying por Internet hasta el acoso sexual por las redes sociales.

“Queremos cerrar el ciclo. Estamos llevando tecnología a todos los rincones de Bolivia, pero también debemos dar herramientas para un manejo responsable. Hoy los niños acceden muy fácilmente a esa tecnología, pero también hay que estar conscientes de que también están expuestos a ciertos riesgos que hay que saber identificarlos y enfrentarlos”, explica Nadia Eid, responsable de Comunicación y Responsabilidad Corporativa de Tigo.

Para ello, la empresa telefónica diseñó una plataforma educativa elaborada en coordinación con al ONG Visión Mundial y con la aprobación del Ministerio de Educación.

Este material es interactivo, con información, explicación de los principales delitos a los que puede estar expuesto un niño que accede a la tecnología, señales para reconocer a victimadores y víctimas, datos sobre cómo y dónde denunciar, testimonios de otras personas que ya tuvieron estas experiencias, y, lo más importante, una toma de conciencia de lo que representan estas situaciones para un niño.

Para la parte operativa, se contará con el apoyo de 600 universitarios, de carreras afines al tema, como sociología, psicopedagogía, educación y otros. “Se ha pensado en los universitarios para que haya mayor cercanía y empatía con los escolares. La diferencia de edades es corta, manejan los mismos códigos y muchas veces los niños crean resistencia cuando es un adulto el que les explica asuntos de tecnología”, explica Nadia Eid.

Para contar con los jóvenes se ha previsto establecer convenios con sus universidades de modo que éstas convaliden el trabajo de sus alumnos como pasantías, labor social o prácticas dentro del pénsum de cada una de estas entidades educativas. Tigo corre con los gastos de viáticos y transporte.

En el proyecto, toman parte también los docentes de las escuelas y el vecindario, para alcanzar de algún modo a los padres de familia.

Al término de estos tres años se hará una evaluación para ver los resultados y analizar la posibilidad de extender el proyecto.

"Debemos dar herramientas de manejo responsable de tecnología"



De pixel a pixel

• Tigo decidió unificar sus proyectos sociales enmarcándolo en un lema acorde con la era digital: “De pixel a Pixel”, que hace cierta alusión a los ya conocidos “paso a paso”, “de ladrillo a ladrillo”, explica Nadia Eid.

• En el evento, se informó que cada proyecto social de Tigo cuenta con una personalidad propia, objetivos específicos y tiempos de ejecución. Además, estos programas e iniciativas se realizan bajo una modalidad sostenible y con el apoyo de voluntarios.

• La campaña cuenta con logotipo específico, con sus propios colores y tipografía, e incluso decidió acompañar esta marca visual con una identidad auditiva propia.

• Para ejecutar estos proyectos, Tigo cuenta como aliados a Visión Mundial, el Ministerio de Educación, Unicef, los bancos regionales de sangre, la Fundación Trabajo Empresa y la Fundación Cabello Solidario y Sereci, Cainco–Fundare, entre otros.

• Busca abordar temas como salud, educación, medio ambiente y tecnología.



Tigo en Cobija

• En cuanto a los últimos avances en el área tecnológica, Tigo invierte 11 millones de dólares para llegar con Internet 4G a Cobija y concretar así su presencia con este rubro en los nueve departamentos del país.

• Según comenta el gerente de Tigo, Pablo Guardia, a través de los más de 1.300 kilómetros de red extendidos, la habilitación de 21 nuevas torres y la cobertura carretera, se genera la inclusión de Cobija, Guayaramerín y Riberalta y otras poblaciones intermedias a la accesibilidad de los servicios de telecomunicaciones.

• Para acceder a estos nuevos servicios, los usuarios sólo deberán contar con un Smartphone LTE compatible con la red de Tigo y cambiar su chip por uno 4G LTE. Esto se podrá realizar en cualquiera de las oficinas de Tigo o mediante los Tigo Matics, sin ningún costo adicional.

• Por otra parte, los equipos que acompañan el servicio LTE de Tigo permiten realizar conexiones simultáneas para múltiples dispositivos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada