29 junio 2015

Esperan que los discos duros SSD cuesten igual que los HDD en 2016

El componente para almacenar información o los discos duros han cambiando en estos últimos tiempos, siempre se ha buscado la forma de hacer que estos dispositivos almacenen una mayor cantidad de datos sin que su tamaño aumente , de esta forma llegaron los discos duros de estado sólido (SSD), que se han convertido en un elemento imprescindible gracias a su mayor rendimiento frente a los tradicionales HDD, que podrían entrar en peligro de extinción en los próximos años a la vista de los cálculos de Information Week.

Cuando salieron al mercado, los discos SSD tenían un precio prohibitivo para el gran público, superior a los 8 dólares por GB de almacenamiento, de ahí que para muchos los discos duros de estado sólido solo fueran un complemento para los discos duros tradicionales, que todavía ofrecen gran capacidad a un precio asequible.

Los discos duros SSD han bajado de precio paulatinamente a lo largo de los últimos años, y todas las predicciones apuntan a que lo seguirán haciendo en los próximos meses. Entre otras cosas, por la tecnología NAND 3D que permitirá almacenar más datos con menor proporción euros/GB.

Según cálculos publicados por Information Week, los discos duros SSD podrían alcanzar la paridad en precios respecto a los HDD a finales de 2016.

Si eso llega a suceder podría suponer el inicio del fin para los discos duros mecánicos, que aunque tienen características diferentes su punto fuerte para la mayoría del público a día de hoy es que ofrecen mucha más capacidad por menos dinero.

El desarrollo de la tecnología NAND 3D ha llevado a fabricantes de la talla de Intel y Micron a prometer discos SSD de 10 TB en 2016, y se rumorea que podrían llegar a ofrecer hasta 30 TB hacia 2018, superando incluso la capacidad máxima de los discos HDD.

Los cálculos coinciden con las predicciones de Wikibon, que subraya que a pesar de la previsible caída de precio de los discos duros mecánicos en los próximos meses los SSD bajarán a una velocidad todavía mayor.

La posible paridad en precios, que todavía está lejos de convertirse en realidad, no transformará el panorama de la noche a la mañana. La supremacía de los HDD a día de hoy es incontestable, especialmente en el terreno de los dispositivos móviles, así que los discos SSD todavía tienen mucho que pelear para destronar a sus hermanos. Eso si nadie pone en duda su gran ventaja de poder ahorrar una gran cantidad de espacio físico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada