25 mayo 2015

Software libre

Además de la computadora e Internet, otra tecnología juega un trascendental papel en esta sociedad cada vez más informatizada, la tecnología a la que se hace referencia es el software. En la tesis doctoral de Costa-Silva, publicada el año 2010 con el título “Software libre y educación: Un estudio de casos en la enseñanza obligatoria en Cataluña”, se menciona que con el rápido crecimiento del mercado de consumo de computadoras y la expansión del acceso a Internet, el software se ha convertido en un producto de extremo interés en la economía globalizada, pues se ha convertido en una nueva fuente de riqueza y, desgraciadamente, también de monopolio de algunas empresas del sector informático. Si, en el pasado, era el precio de la computadora lo que dificultaba la masificación de las tecnologías de la información y comunicación y provocaba el aumento de los excluidos digitales, actualmente, se ha añadido también el costo del software, que suele ser uno de los grandes responsables de ese proceso de exclusión. Frente a esa realidad, el ciudadano, la propia sociedad y los países se han visto obligados a buscar otras formas de incorporar las tecnologías de la información y comunicación a su mundo. Una de las formas encontradas es utilizar el software libre. Otra, incluso más común, desafortunadamente, es la llamada piratería. Este término es bastante utilizado para referirse al uso de productos no originales o auténticos, incluido el software.

En opinión de Richard Stallman, en el libro publicado el año 2004 con el título “Software libre para una sociedad libre”, se menciona, “si no crees que la copia ilegal sea como secuestrar y asesinar, podrías no usar la palabra ‘piratería’ para describirla”, siendo posible utilizar en lugar de la mencionada palabra expresiones neutrales como “copia prohibida” o “copia no autorizada”. La utilización de copias no autorizadas del software es un fenómeno mundial que afecta principalmente a los países más pobres, no excluyendo su presencia en los países de las regiones más ricas del planeta. La organización americana “Business Software Alliance” viene estudiando, durante más de una década, las tendencias globales del uso de estas copias de software en las computadoras. De acuerdo con el sexto estudio de esta organización americana en consorcio con otra empresa denominada “Data Corporation”, al año 2008, las principales conclusiones son: El crecimiento del uso de copias no autorizadas del software alrededor del mundo; el cuarenta y uno por ciento de todo el software instalado en las computadoras es software ilegal y las empresas de software han reportado pérdidas estimadas en cincuenta y tres mil millones de dólares.

Existen distintas maneras de clasificar el software. Una de las más usadas se basa en distinguirlo según la forma de su distribución o más concretamente cómo se licencia al usuario. En el libro escrito por Mas, el año 2005 con el título “Software libre: Técnicamente viable, económicamente sostenible y socialmente justo”, se menciona que la licencia de software es un contrato utilizado habitualmente por el autor del programa informático, y titular de los derechos, para la cesión de éstos a terceros, ya que la ley no estipula una fórmula legal específica para ésta cesión. Bain y sus colegas, en el libro publicado el año 2007 con el título “Aspectos legales y de explotación del software libre”, complementan indicando que en este contrato, el titular de los derechos sobre el software establece los términos y condiciones de utilización del programa informático al usuario, así como las prohibiciones y los límites que debe respetar en tal uso. La licencia es un documento legal que acompaña el software y contiene sus normas de uso. Estas normas delimitan lo que el usuario puede hacer con el programa y lo que no. O sea, cuáles son sus derechos, límites y libertades. Conforme resalta Mas, en el libro citado a principio de párrafo, en el mundo del software, entender el marco jurídico que regula la propiedad intelectual e industrial es fundamental para conocer bajo qué condiciones es posible ceder los programas informáticos o utilizar los de terceros”.

La expresión software libre ha ganado notoriedad con el americano Richard Matthew Stallman, el iniciador e ideólogo del movimiento del software libre, creador de la “Fundación del Software Libre” y reconocido divulgador de la cultura de este software. La Fundación, que es una organización sin fines lucrativos, ha sido creada precisamente con el objetivo de divulgar este movimiento alrededor del mundo. En palabras de Stallman, en la obra “Software libre para una sociedad libre”, citado anteriormente, con software libre se hace referencia a la libertad de los usuarios para ejecutar, copiar, distribuir, estudiar, modificar y mejorar el software. Se resalta especialmente cuatro clases de libertad para los usuarios del software: (1) Libertad 0. La libertad para ejecutar el programa sea cual sea el propósito. (2) Libertad 1. La libertad para estudiar el funcionamiento del programa y adaptarlo a las necesidades de la comunidad, siendo el acceso al código fuente condición indispensable para esto. (3) Libertad 2: La libertad para redistribuir copias y ayudar así al resto de las personas interesadas en dichas copias. (4) Libertad 3. La libertad para mejorar el programa y luego publicarlo para el bien de toda la comunidad, el acceso al código fuente es condición indispensable para esto. Software libre es cualquier programa cuyos usuarios gocen de estas libertades. Se trata de un tipo especial de software que se caracteriza por su forma distinta de desarrollo y distribución.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada