14 mayo 2015

Las instituciones tarijeñas no logran salir de la era 1.0



En el año 2015 las instituciones y organismos tarijeños siguen anquilosados en la era digital 1.O. La gobernabilidad electrónica todavía no se ha implantado en el sector público tarijeño, por tanto la información que se ofrece al ciudadano sigue siendo reducida y opaca.

La Unesco define gobernabilidad electrónica como el uso de las tecnologías de la información y la comunicación por parte del sector público con el objetivo de mejorar el suministro de información y el servicio proporcionado.
“De esta manera, se trata de estimular la participación ciudadana en el proceso de toma de decisiones, haciendo que el Gobierno sea más responsable, transparente y eficaz. La gobernabilidad electrónica implica nuevos estilos de dirección, nuevas formas de debatir y decidir políticas e inversiones, nuevas maneras de escuchar a los ciudadanos y de organizar y proporcionar información y servicios”, cita.
El ciudadano que haya intentado alguna vez bucear por las páginas web de las distintas instituciones departamentales y municipales ya se habrá dado cuenta de que en Tarija eso de la gobernabilidad electrónica es una quimera. Las páginas web de las instituciones tarijeñas - las que existen, ya que ni las secretarías ni los servicios departamentales ni las empresas dependientes de la Gobernación disponen de página propia - son estáticas, rudimentarias y poco útiles.
El vecino que desea buscar algún tipo de información pública en Internet lo tiene más bien complicado y mucho más si lo que desea es realizar algún trámite. Además, la presencia y actividad de las instituciones en las redes sociales donde hoy en día interactúan los ciudadanos es prácticamente inexistente.
Uno de los ejemplos más claros en estos días es la saturación de Derechos Reales y las largas filas a las que se tienen que ver obligadas las personas que desean realizar un trámite simplemente para obtener una ficha de turno.
Quizás, el problema de la congestión de la entidad podría aminorarse con un simple sistema de citación electrónica a través de la página web, pero para eso se debe contar con una. Otro ejemplo podría ser la falta de un espacio digital donde se publiquen las ofertas de trabajo en las instituciones públicas y así un largo etcétera.
Para el cineasta y experto en comunicación, Gustavo Castellanos, en Tarija es necesario dar un paso grande en la inclusión de las páginas web y de las redes sociales, principalmente para el uso de las instituciones públicas.
En cuanto al origen de la situación, Castellanos considera que es una mezcla de factores.
“Falta gente capacitada, pero por otro, es también intereses porque dar al paso sobre todo a lo que se refiere al gobierno electrónico es dar un paso a la transparencia, hacia el hecho de que la ciudanía pueda controlar mucho más todas las actividades de las entidades públicas. Es decir es un paso necesario que hasta ahora nuestras autoridades no han estado dispuestas a dar”, señaló a este diario.
Sin embargo, desde su punto de vista, el problema radica en las instituciones que no captan a la gente capacitada en la materia. “Las instituciones están pobladas de gente que uno no sabe a que se dedican. En realidad sí que hay gente capacitada pero lamentablemente las instituciones no captan este personal que sí está capacitado ya que en muchos casos esa gente capacitada no está vinculada políticamente y por eso no se la contrata”, expresó.
A su juicio, lo básico que deberían tener las instituciones es una página web que no sea solo “fachadita”.
“En muchos casos ponen una página ahí sin mínimamente tener la capacidad de interactuar con los usuarios. Yo creo que en todas instituciones se tiene que ir avanzando hacia los gobiernos electrónicos y que las instituciones a través de la red puedan facilitar muchos trámites y que la gente pueda ver trasparentemente la información que manejan las instituciones y que puedan hacer sus reclamos. Creo que hay recursos económicos pero es más una decisión política”, destacó.
Asimismo, el secretario ejecutivo de la Gobernación de Tarija, Roberto Ruiz, reconoció que todavía queda mucho trabajo por hacer en cuanto a la transparencia de información pública y lamentó que le echaran atrás una propuesta de decreto departamental de libre acceso a la información, basado en un proyecto de ley que presentó en el Senado.
“El mecanismo que establecía esa propuesta de decreto es muy claro para poder garantizar libre acceso a la prensa y a los ciudadanos de la información pública que maneja el Estado”, aseguró Ruiz.



La propuesta incluía un consejo de información

El Secretario Ejecutivo explicó que en la propuesta que presentó entre otros aspectos se incluía la creación de un consejo de acceso a la información que serviría al modo que actúa la oficina de defensa del consumidor. “La propuesta contemplaba que las secretarías y las unidades desconcentradas de la Gobernación tengan a disposición del público la información que han generado durante el curso de su gestión e inclusive un consejo departamental que serviría para hacer evaluaciones permanentes, una especie de Odeco. Esta era una especie de oficina de libre acceso a la información pública que tenía que rendir ante la Asamblea Legislativa Departamental”, dijo.



La Frase: “Sí que hay gente capacitada pero lamentablemente las instituciones no captan este personal”,
Gustavo Castellanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada