19 mayo 2015

Clasificados en línea, una nueva tendencia de ofertas

¿Necesita vender, comprar o permutar? Ahora existen los clasificados en línea. Facebook se ha convertido en un mercado diversificado de oferta y demanda. Existen personas que requieren desde herramientas tecnológicas, como el celular, hasta servicios de atención médica y repostería.

En esa red social, este medio ha identificado una media docena de grupos que se dedican a compartir publicaciones para adquirir y vender productos o servicios, entre ellos se destacan: “Barrio Chico Cochabamba 3.5”, “Vendo Cochabamba”, “Tantakatu Bolivia” y “Te lo vendo lo que sea.com”, entre otros.

Para el especialista en marketing comercial Javier Medrano, de Medrano y Asociados, se trata de una tendencia que “abre una ventana interesante para que las marcas no sólo construyan su imagen sino que también ofrezcan servicios y productos”.

Las ofertas que se encuentran en este tipo de grupos son compra y venta de inmuebles, muebles y artículos, automotores, teléfonos celulares equipos y maquinarias, materiales y servicios. A diferencia de los clasificados tradicionales de los medios impresos, en la mayoría de los grupos no se permite la compra y venta de animales ni existen ofertas de empleo.

Barrio Chino Cochabamba 3,5 tiene 22.400 miembros y su descripción indica que se trata de un grupo de compra, venta y permutas; además de advertir que cualquier tipo de publicación pornográfica puede ser eliminada.

Se trata de un grupo público en el que existen ofertas de oficinas en alquiler. “Oficinas en alquiler, emprende tu negocio o ejerce tu profesión contamos con precios accesibles desde los 1.000 Bs, oficinas de 20, 34 y 40 metros cuadrados todas con baño privado edificio Fide, calle Jordán entre San Martin y Lanza”, señalan las publicaciones.

Sin embargo, en la mayoría de los grupos existen ofertas de venta, compra y permuta de celulares desde un LG con radio y memoria micro SD a 85 bolivianos, hasta una Tablet Samsung Galaxy Note 8.0 a 1.050 bolivianos.

A ese tipo de ofertas, se suma la comercialización de otras herramientas tecnológicas. como laptops, cámaras, videojuegos y audífonos.

A veces los administradores de los grupos establecen reglas para las publicaciones, como el grupo público Vendo Cochabamba, que cuenta con 35.573 miembros, donde se establece que las publicaciones deben realizarse con fotografías reales y el precio del producto, además de no permitir la venta de animales y armas de fuego.

Marcelo Bautista Laura, el administrador del grupo Barrio Chino Cochabamba 3.5, cuenta que su única motivación es sentir la satisfacción de que este grupo y otro más que administra tengan más integrantes cada día. “No gano nada material, pues sólo sería la satisfacción de que otras personas logren lo que desean, vender o comprar”, indica Bautista.

En automotores, existen ofertas de ventas de vehículos con precios según la marca y el modelo desde 8.500 hasta 35.400 dólares.

Los servicios más promocionados son catering y la repostería. Las personas ofertan desde masitas, tortas, desayunos a domicilio, desayunos empresariales o brazos gitanos que pueden ser entregados a domicilio sin cobro de comisión por el traslado.

Por su parte, el especialista, en marketing Martín Díaz haciendo la analogía del significado de la palabra mercado y sus características similares con Facebook, indica que en ambos casos se trata de “un punto de encuentro”.

Para Díaz, los grupos que se crean para vender o comprar en Facebook son “una gran ventaja” para las empresas porque se alcanza un contacto directo con el cliente y en muchos casos las ventas son inmediatas.

Asimismo, Medrano añade que las pequeñas y medianas empresas pueden ser conocidas por este medio y les resulta más económico establecer su marca y vender sus productos que acudir a medios de comunicación tradicionales, porque les costaría más y sus inversiones económicas son limitadas.

Riesgos

El especialista en Social Media, Community Management y administración, Mariano Cabrera, explica que el principal riesgo se centra en la carencia de un sistema de comercio electrónico propio. “De nada me sirve comprar algo rápido, pero que nunca me va a llegar (refiriéndose al producto)”.

Para Medrano existe riesgo en la manipulación de las imágenes y la oferta de productos ya que es más latente estafar por las redes.

Díaz explica que el riesgo es equivalente a cómo la gente esté preparada para usar este tipo de herramientas y asumir las consecuencias de adquirir productos baratos o costosos.

Cabrera recuerda que en Bolivia hacen falta normas que regulen la comercialización de productos en Internet para que las transacciones sean seguras y que los clientes adquieran productos sin la preocupación latente de perder dinero.

INDICAN QUE LA GENTE NO USA TARJETAS DE CRÉDITO O DÉBITO EN SUS TRANSACCIONES

Bolivia debe superar 4 barreras para ingresar en el e-commerce

La falta de un marco legal, la poca capacidad de suministro de Internet, la carencia de dinero digital o virtual y la falta de fomento de uso de tarjetas de crédito o débito son las cuatro barreras que identifica el especialista en Social Media, Community Management y administración, Mariano Cabrera, para que Bolivia ingrese en el mundo del comercio electrónico (e-commerce).

Cabrera señala que el e–commerce o comercio electrónico es la capacidad que tienen las personas de vender y comprar productos a través de Internet y explica que su verdadero sentido se resume en la palabra transacción.

“Entran factores como el tema de dinero digital, plataformas que te permitan conectar con los compradores y la logística, es decir, no comprar solamente, sino que el producto llegue directamente a las manos del comprador sin necesidad de verse en algún lugar”, añade.

El especialista observa que en Bolivia no existe ningún tipo de marco legal que respalde o limite el comercio electrónico, o que señale los alcances de las plataformas comerciales en el país.

¿Dinero digital?

La segunda barrera parte del Banco Central de Bolivia (BCB), que debe tener la capacidad de trasformar el dinero físico en digital para poderlo utilizar en una plataforma de compra y venta de productos, advierte Cabrera.

A esa limitante se suma la capacidad de las personas en Bolivia para usar las tarjetas de crédito o de débito. Según Cabrera, existen alrededor de 95 mil tarjetas de crédito en Bolivia, lo que “es un número bastante bajo para la cantidad de población que hay en nuestro país”.

Finalmente, añade Cabrera, el uso de Internet en Bolivia es muy limitado porque sólo alcanza a 20 por ciento a través de fibra óptica y ADSL. Sin embargo, en otros países de América Latina el promedio de uso de Internet supera el 80 por ciento.

Facebook

“Es la única posibilidad que existe ahora en nuestro contexto, nos manejamos en ese tipo de redes pero no sabemos qué puede pasar si cambian las reglas de Facebook y de pronto no se puede comercializar nada. De todas formas es un tipo de herramienta que podemos utilizar todos”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada