06 abril 2015

Una nueva luz artificial


Esta tecnología es barata y consume hasta 100 veces menos energía. Se la considera uno de los materiales del futuro; el invento, fabricado a partir de nanotubos de carbono está a cargo de científicos japoneses.

Los nanotubos de carbono fueron descubiertos por el físico japonés Sumio lijima.

Los diodos emisores de luz (LED) están considerados como la mejor fuente de luz artificial, pero lo cierto es que podrían tener los días contados.

Un grupo de científicos de la Universidad de Tohoku, en Japón, logró un invento que los supera. Se trata de un nuevo tipo de fuente de luz plana fabricada con nanotubos de carbono, muy eficiente, de bajo costo y con un mínimo consumo de energía.

Los nanotubos de carbono son unas estructuras muy resistentes y delgadas que conducen la electricidad. Están llamados a ser, junto con el grafeno, el material del futuro, según los expertos.

“Nuestro sencillo panel podría obtener una alta eficiencia de luminosidad, de 60 lúmenes por watt, lo que supone un excelente potencial para un dispositivo de iluminación con bajo consumo de energía”, afirma uno de los autores de la investigación, Norihiro Shimoi, publicada en ‘Review of Scientific Instruments’.

En comparación con las luces LED, la nueva fuente de luz basada en nanotubos de carbono tiene un consumo de energía mínimo. Se calcula que utiliza alrededor de 0.1 watts por hora de funcionamiento, unas 100 veces menos que las luces LED.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada