06 abril 2015

Sextorsión, una forma de cibercrimen


Sextorsión, es un término de acuñación bastante reciente que responde a una forma concreta de cibercrimen. Como podrá imaginar, ésta es una técnica compuesta por el sexo y la extorsión.

El modus operandi de estos criminales es bastante básico, en primer lugar contactan con la víctima, la “seducen” para practicar algún tipo de cibersexo y a partir de ahí comienza la parte extorsión. Los casos de sextorsión han crecido últimamente y auténticas redes de cibercriminales que se dedican a esto.

Un grupo de estos usuarios se dedicaba a crear perfiles de mujeres bastante atractivas en Facebook para cautivar a sus víctimas. Tras una conversación con contenido sexual, ya sea escrita o con video, el criminal graba esa conversación y comienza a chantajearnos.

Tras obtener la suficiente información, como fotos de desnudos y nombres reales de las víctimas, para poder intimidarlos la sextorsión puede tomar varios caminos. Si no cumplen con sus demandas amenazan con hacer público el material.

Uno de los problemas de la sextorsión es que la víctima normalmente no va reconocer el que está sufriendo sextorsión, ya que puede comprometer su imagen con familiares y amigos, que sería el mismo resultado que no haciendo caso a los delincuentes.

En los tiempos que corren el cibersexo y el envío de imágenes, videos o conversaciones sexuales se está volviendo cada vez más común. Tenga cuidado con el clic, cuidado con quien se “relaciona”, puede que sus intenciones no sean buenas. En muchos casos, los que practican esta sextorsión también son duchos en el mundo de la piratería y con sus armas puede incluso acceder a nuestros contactos y amenazar con enviar a todos nuestras imágenes o conversaciones comprometidas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada