11 abril 2015

PC tamaño minúsculo

El título honorífico de ‘el ordenador más pequeńo del mundo’ es un poco como el de ‘la persona más anciana del mundo’: quien lo ostenta solo lo hace durante unos meses.

Si el año pasado lo tuvo el minúsculo Rapsberry Pi, en la actualidad el cargo lo ostenta el Intel Compute Stick, un cacharrín que por fuera parece una simple llave USB, pero que por dentro es todo un “minipepino”.

Parece imposible, pero en sus tripas lleva un procesador Intel Atom quad-core de 64 bit, 2 Gb de RAM, 32 Gb de almacenamiento y un receptor 802.11b/g/n Wi-Fi.

CONEXIÓN Para que funcione tan solo hay que enchufarlo o a otro ordenador o a una pantalla a través de un puerto HDMI y encima trae un puerto USB de serie para conectar lo que queramos en él, como si fuera un ordenador cualquiera y una conexión Bluetooth para conectar, por ejemplo, un ratón o un teclado.

Quien lo enchufe en su tele, por ejemplo, verá en la pantalla dos tipos de sistemas operativos: o Windows 8.1 o Linux. La versión que cuenta con el software de Microsoft ya se puede reservar por 150 dólares (140 euros) y la segunda, por 110 dólares (101 euros).

Aunque en un primer momento Intel había prometido poner a la venta este dispositivo en marzo de este año, finalmente llegará a finales de abril.

La tienda online Newegg lo puso a la venta este pasado lunes y ya ha colgado el mensaje ‘out of stock’.

En Europa todavía no se sabe cuándo estará a la venta, pero si se rumorea que su precio será sensiblemente mayor al de Estados Unidos, y rondará los 180 o 200 euros.

MÁS QUE CHROMEBIT Lo primero que nos viene a la mente al ver el stick de Intel es el Chromebit de Google y Asus. Los dos tienen un tamaño similar, pero la gran diferencia radica en el sistema operativo.

El dispositivo diseñado por la compańía del buscador solo corre con Chrome OS, lo que limita sus posibilidades, y su precio es de 100 dólares (unos 90 euros).

El aparato de Intel es un PC en toda regla, comprimido en apenas 10 centímetros de largo por menos de tres de ancho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada