05 abril 2015

El “porno de la venganza” tiene los días contados

El "porno de la venganza” en internet tiene los días contados. Estados Unidos y Japón han comenzado a perseguir este tipo de páginas web, que facilitan la distribución de imágenes de carácter sexual de una persona con la que se ha tenido una disputa o de exparejas.
En Estados Unidos, un hombre fue sentenciado el pasado viernes a 18 años de cárcel por extorsión y robo de identidad tras publicar unas 10.100 fotografías de contenido sexual explícito en varias páginas de Internet.
Kevin Christopher Bollaert, de 28 años, fue declarado culpable en febrero de los 27 delitos que le imputó un tribunal de San Diego (California, suroeste) por gestionar esos sitios, con lo que ganó miles de dólares.
Bollaert creó en diciembre de 2012 una página de "porno vengativo”, en la que subía imágenes explícitas a la red sin el consentimiento de la persona.
Las fotografías eran tomadas de forma consentida, pero luego eran publicadas sin permiso, pirateadas o simplemente robadas. La página de Bollaert también incluía los datos de la persona, su dirección y su contacto en la red social Facebook.

En Japón también se ha comenzado recientemente a perseguir estas webs gracias a que el Parlamento nipón dio luz verde a una norma específica.

Entre finales de noviembre y de diciembre -el primer mes desde la entrada en vigor de la ley-, la Policía registró un total de 110 casos de "porno de la venganza”, en 99 de los cuales las víctimas eran mujeres, según los datos de la Policía nipona recogidos por EFE.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada