25 marzo 2015

Un cuaderno inteligente y ultraecológico Rocketbook

Tomar notas de forma constante es necesario, ya sea en una hoja de papel o dispositivo electrónico, lo que llamaríamos de forma clásica o moderna.

Joe Lemay y Jake Epstein desarrollaron un cuaderno "tech" para tomar notas que combina lo mejor de la tecnología con la simpleza de la escritura a mano. Sus páginas nunca se van a acabar ya que uno puede respaldarlas y borrar sus contenidos de una forma muy original.

Rocketbook es el nombre de este cuaderno inteligente que destaca por dos características: permite subir a la nube todo lo que uno escribe a mano y, además, es reutilizable.

Este cuaderno inteligente permite almacenar de manera organizada todo lo que se ha escrito sobre él en una plataforma en la nube, como Dropbox, Evernote, Google Docs.

Se trata de un bloc de notas que parece hecho de papel normal y que devuelve la experiencia de una época no tan antigua.

Para utilizarlo, se requiere de un lápiz especial que contiene tinta que se vuelve transparente al ser expuesta a calor extremo. El lápiz Pilot Frixion está diseñado para borrar su propia tinta mediante un sistema de fricción.

A diferencia de los cuadernos que se usaban en la escuela, el Rocketbook nunca se llenará ni se necesitará comprar otro, pues basta con ponerlo en el horno microondas por un corto periodo para que se borre por completo y parezca nuevo.

¿Cómo funciona?

El truco está en una aplicación (app) móvil y en las hojas del cuaderno. La app, que trabaja en conjunto con el Rocketbook es capaz de digitalizar todo lo que uno apuntó en el dispositivo inteligente página por página, como si se tomara una fotografía pero con una mayor resolución y precisión.

Cada página del cuaderno tiene distintos puntos guías que le permite a la "app" reconocer donde empieza la hoja y donde termina.

Su funcionamiento es muy sencillo: tan sólo es necesario escribir como se hace de forma habitual. Cuando se quiera subir algo a la nube, se marca con el bolígrafo uno de los iconos que aparecen en la parte inferior de cada hoja para guardar la información en los servicios de almacenamiento de Dropbox, Drive de Google, Evernote o en la bandeja de entrada de una dirección de correo cualquiera. Por último, sólo queda hacer una foto a la página con la aplicación de Rocketbook.

Siete íconos

El Rocketbook cuenta con siete íconos, los cuales funcionan como una ruta de guardado, es decir, uno puede asignar cada uno de ellos para que dirijan los datos a un servicio en la nube específico. Por ejemplo, todos los apuntes que marque con el dibujo del avión, una vez que sean digitalizados, se guardarán directamente a una carpeta en Dropbox.

Como todo cuaderno éste se llenará algún momento, pero sólo se tendrá que meter 30 segundos en el microondas para que desparezca todo lo que estaba escrito.

Rocketbook que se encuentra en una etapa de financiamiento en la página Indiegogoy ya ha superado de largo los 20.000 dólares que se había propuesto como meta, pues en menos de 24 horas logró recolectar más de 10 mil dólares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada