28 marzo 2015

Inventan un exoesqueleto que hace las veces de silla

Audi prevé distribuir el dispositivo entre sus empleados de las líneas de montaje de motores, puertas y consola central.

Se trata de un exoesqueleto que se lleva en la parte posterior de las piernas, sujeto con correas a las caderas, rodillas y tobillos.

Estar de pie puede ser agotador, y algunos empleos lo requieren por su propia naturaleza, por ejemplo el de aquellos que trabajan en cadenas de montaje y plantas fabriles.



EXOESQUELETO Ahora, Audi quiere solucionar el problema con un invento algo futurista, un exoesqueleto.

Se trata de uno de esos ingenios que se han desarrollado para ayudar a personas con problema de movilidad, para rehabilitación médica, o con fines militares.

Los empleados en las plantas de fabricación de Audi se pasan casi ocho horas al día de pie, colocando piezas, o comprobando sistemas en los vehículos que van pasando por su línea de montaje.

Gran parte del tiempo necesitan estar encorvados, en una postura incómoda que cualquiera que haya conducido una moto de gran cilindrada sabe lo que supone para la espalda.



STARTUP SUIZO Pero a los responsables de Audi se les metió en la cabeza dar con una manera de solucionar este inconveniente, y optaron por la tecnología: La Chairless Chair.

Este ingenio, desarrollado en colaboración con la startup suiza Noonee, es un exoesqueleto que se lleva en la parte posterior de las piernas. Se sujeta con correas a las caderas, rodillas y tobillos.

Dos superficies cubiertas de cuero apoyan las nalgas y los muslos mientras que dos puntales de plástico reforzado con fibra de carbono (CFRP) se adaptan a los contornos de la pierna del usuario.

Están unidos detrás de la rodilla y se pueden ajustar hidráulicamente al tamaño del cuerpo del usuario y la posición de sentado deseada.

El peso corporal se transfiere al suelo a través de estos elementos ajustables. La propia silla pesa solo 2,4 kilogramos.



SIN ESPACIO Muchos dirán que tanto invento se solucionaría con sillas normales, pero la realidad es que para compañías como Audi, que optimizan al máximo sus fábricas, no hay espacio para sillas convencionales.

Audi prevé distribuir el dispositivo entre sus empleados de las líneas de montaje de motores, puertas y consola central.

La compañía dice que la extraña silla permitirá a los trabajadores hacer microdescansos, aliviando la fatiga muscular y aumentando su productividad.

Audi es un fabricante alemán de vehículos de alta gama, con presencia internacional.

Su sede central se encuentra en Ingolstadt, Baviera. Audi AG forma parte del Grupo Volkswagen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada