09 octubre 2013

El satélite Túpac Katari es un primer paso Bolivia en el espacio

Diciembre de 2013 es la fecha fijada para que Bolivia llegue, por primera vez, al espacio.

Lo hará a través del satélite Túpac Katari que es construido en China.

El director de la Agencia Boliviana Espacial (ABE), Iván Zambrana, explica en esta entrevista los detalles de este proyecto y los planes futuros.

—¿Qué significa para Bolivia llegar al espacio? ¿Hay fechas confirmadas para el lanzamiento del satélite Túpac Katari?

—El lanzamiento del satélite significa muchas cosas, por ejemplo que somos un país capaz de llevar adelante proyectos grandes, de cooperar internacionalmente con otros equipos de trabajo en áreas de alta tecnología, y de alcanzar las metas que nos propongamos. Que contamos con un Gobierno que valora en alto grado y apoya decididamente la tecnología de punta.

También que estaremos presentes en el espacio exterior junto a otras naciones.

Además, a partir de este primer paso, nuestro país consolidará su presencia en el espacio exterior, implementando nuevos proyectos espaciales en el futuro, para beneficiarnos con todas las posibilidades que el espacio brinda para mejorar nuestra vida en la Tierra.

La fecha del lanzamiento del satélite está confirmada. Más bien dicho, la ventana de lanzamiento está confirmada para los días siguientes al próximo 20 de diciembre, la fecha definitiva, que no estará lejos de aquella, será fijada una semana antes en función de muchos factores incluyendo los meteorológicos, que no se pueden prever con exactitud desde ahora.

—¿Cómo fue el proceso para este lanzamiento?

—Es una historia larga de contar, se inicia con la nueva Constitución que consagra el derecho de los bolivianos al acceso a los servicios básicos de telecomunicaciones: televisión, telefonía e Internet; pasa por la decisión del Gobierno de preferir llevar esos servicios a los rincones más apartados del país con un satélite boliviano, en lugar de contratar los servicios de satélites extranjeros. A partir de entonces siguió la decisión de crear la Agencia Boliviana Espacial y de encargarle la primera misión espacial del país: implementar el proyecto del Satélite de Telecomunicaciones Túpac Katari; después vinieron los convenios suscritos con empresas y financiadores de la República Popular China, y casi tres años de trabajo en la implementación del proyecto que se coronará con éxito el próximo diciembre.

—¿Qué se espera después de que el satélite haya sido lanzado?

—Una vez lanzado, el satélite deberá ejecutar varias operaciones, conocidas como “maniobras” en la jerga espacial, para ubicarse en su órbita definitiva a 36.000 kilómetros sobre el ecuador terrestre y a 87,2 grados de longitud al oeste de Greenwich; una vez allí pasará a ser controlado totalmente desde nuestras estaciones en Bolivia y será sometido a un programa completo de pruebas en órbita antes de iniciar su servicio comercial, lo que ocurrirá a principios del mes de abril del próximo año.

—¿Qué otros proyectos acompañan al lanzamiento del satélite?

—El Programa Satelital Túpac Katari incluye el satélite, el lanzamiento, dos estaciones terrenas para su control, la formación de nuestros profesionales y el seguro para el lanzamiento y el primer año en órbita.

El satélite debe ser complementado con una red de estaciones terrestres de telecomunicaciones en todo el país. Entel instalará este año 1.000 de estas estaciones en localidades rurales alejadas y al menos 1.500 más en el siguiente.

Los ministerios de Educación y Salud, las Fuerzas Armadas, y varias otras instituciones del Estado están trabajando en proyectos que aprovechen las facilidades del satélite para mejorar los servicios que prestan a la población.

Nuestro satélite Túpac Katari estará también disponible para cualquier otra entidad o empresa, nacional o extranjera, que requiera usar sus servicios en cualquier punto del área de servicio, en Bolivia o el exterior.

También existirán dos estaciones para el control del satélite: una principal construida en Amachuma en El Alto, La Paz; y otra de reserva en La Guardia, Santa Cruz. Son instalaciones en las que se recibirán todas las lecturas de la telemetría del satélite y donde se generarán los comandos de operación y administración, en ellas trabajarán los especialistas formados en China monitoreando el estado del satélite 24 horas al día y siete días a la semana.

—¿Cuáles serán las actividades y beneficios del satélite?

—El satélite Túpac Katari es una herramienta que proporcionará conectividad de telecomunicaciones en cada metro cuadrado del territorio nacional. Esa conectividad tiene infinidad de aplicaciones, principalmente la provisión de los servicios básicos de telecomunicaciones, pero también la posibilidad de establecer redes informáticas para las más diversas aplicaciones: servicios públicos como educación y salud, seguridad nacional, defensa civil, redes corporativas, redes industriales, meteorológicas, etc. El potencial es muy amplio.

—¿Qué planes a futuro tiene la Agencia Boliviana Espacial?

—La primera misión de la ABE es la gestión e implementación del satélite Túpac Katari, cumplida ésta debe hacerse cargo de otros proyectos espaciales del Estado boliviano.

El siguiente proyecto será un satélite de órbita baja para aplicaciones de observación de la Tierra que nos entregará muchísima información acerca de nuestro territorio, nuestras riquezas naturales, nuestros cultivos, nuestras ciudades, etc. Con este nuevo satélite también las posibilidades son ilimitadas.

El espacio es un ámbito al que ninguna nación puede renunciar, desde allí se pueden realizar muchas tareas que tienen aplicaciones y beneficios en la Tierra.

2 comentarios: