23 septiembre 2012

¿Qué es cloud computing?

Ultimamente se escucha bastante sobre Cloud Computing o Computación en la Nube y muchos se preguntan qué es. La computación en la nube se refiere al acceso a tecnologías de información en forma de servicios a través del Internet; a diferencia de instalar el software en una máquina personal o servidor. La Computación en la Nube no es algo enteramente nuevo; quizás todos ya hemos usado algún servicio de computación vía Internet en el pasado, por ejemplo, si usted tiene una cuenta de correo Hotmail o Gmail, ya está usando un servicio de computación en la nube. La idea de computación en la nube es justamente eso: proveer servicios a través de Internet con la idea que el consumidor solo pague por lo que usa. Podríamos hacer una analogía y pensar en el consumo domiciliario de electricidad: sólo pagamos por los kilovatios-hora que consumimos. Lo mismo pasa con muchos de estos servicios de red: solo pagamos por lo que necesitamos y consumimos.

CATEGORIZACIÓN DE LOS SERVICIOS

Los servicios de la nube se categorizan generalmente de la siguiente manera: Software como Servicio, Plataforma como Servicio e Infraestructura como Servicio. A continuación pasemos a detallar cada una de estas categorías.

SOFTWARE COMO SERVICIO (en inglés Software as a Service, SaaS)

En muchas ocasiones, las pequeñas o medianas empresas se privan de mejorar sus servicios de tecnologías de información por miedo a tener que comprar y mantener una infraestructura computacional en su empresa. Esto es comprensible ya que implica un costo considerable. Uno tendría que pensar en contratar personal que se haga cargo de dicha infraestructura, comprar las computadoras, la infraestructura de red, aire acondicionado, etc. Es aquí donde es más beneficioso el SaaS. Todo este trabajo de implementar y mantener un centro de cómputo se vuelve responsabilidad del proveedor del servicio específico. Por ejemplo, si usted está pensando en tener un servidor de correo propio y quizás tener una aplicación de colaboración centralizada para sus equipos de trabajo, podría optar por Office 365, donde encontrará Exchange Online y SharePoint Online listos para ser usados. También está el popular Google Apps que comprende un conjunto o suite de aplicaciones como Gmail, Google Sites, Calendar y Docs. Estas son aplicaciones de escritorio, similares a las de Office, que han sido puestas en el mercado como servicios de tal forma que si se tiene una buena conexión de Internet ya no es necesario instalar Office en la computadora local. Se puede usar estos servicios de la nube.

PLATAFORMA COMO SERVICIO (en inglés Platform as a Service, PaaS). Este tipo de servicio está orientado a desarrolladores de sistemas. El PaaS ofrece, como un servicio en la nube, toda la plataforma necesaria para poder construir aplicaciones. Es decir, el servicio incluye la infraestructura de hardware, software, red, lenguajes de programación y entornos de desarrollo sobre los cuales se puede programar aplicaciones informáticas. Entre las plataformas más comunes tenemos a Google App Engine, Force.com de Salesforce y Azure de Microsoft.

INFRAESTRUCTURA COMO SERVICIO (en inglés Infrastructure as a Service, IaaS).

En SaaS usted tiene los servicios que necesita sin tener que preocuparse por cómo le llegaron. Muy probablemente esté compartiendo hardware con muchas otras personas. En IaaS usted renta el hardware necesario para implementar las aplicaciones que necesite. Esto incluye todo, desde servidores, almacenamiento y componentes de red. Algo interesante es que se puede mejorar el hardware cuando se quiera y por el tiempo que se quiera. Si tiene una página web que recibe quizás el triple de visitas en Navidad, puede pedir al proveedor que le incremente la capacidad de sus máquinas por ese período de tiempo. Entre los proveedores más populares están Amazon, Rackspace, VMware Vcloud , etc.

COMPUTACIÓN EN LA NUBE A NUESTRO ALCANCE

Un claro ejemplo de los servicios en la nube, y que es fácilmente observable en el día a día, es el esfuerzo que están haciendo grandes compañías como Apple y Microsoft, promocionando la habilidad que tienen de poder mantener todos sus dispositivos sincronizados a través de la nube. Uno puede sacar una foto en su iPhone y al llegar a casa la puede ver en su iPad automáticamente. De igual manera, puede comprar una canción o una aplicación en iTunes desde su iPad, y automáticamente tenerla disponible en su iPhone, iPod Touch y su Mac o PC. Todo esto gracias a iCloud. Cosas similares se verán con Windows 8 que, según Microsoft, es un cambio total en el sistema operativo enfocado a que (a diferencia de lo que dicen otras empresas) no es el fin de la era de las PCs: al contrario, los tablets serán una extensión de su PC. Ahora podrá asociar su “Microsoft Account” a diferentes servicios y tenerlos disponibles y sincronizados desde cualquier dispositivo.

Es muy probable que usted haya tenido la experiencia de querer compartir un documento con alguien. Hacerlo por correo electrónico es una posibilidad, pero muy probablemente terminará perdiendo el hilo y no sabrá cuál es la última versión, ni si alguna versión en realidad tiene todos los cambios realizados. Con un servicio como Google Docs en la nube usted podrá crear documentos que se guardarán en la nube y podrán ser compartidos fácilmente dando permisos específicos a las personas que usted quiera para que puedan ver, comentar y editar el documento, incluso al mismo tiempo.

No interesa que tecnología necesitemos, parece que no podremos escapar a usar los servicios de computación en la nube, y en todo caso esperamos que los próximos años el uso de estos servicios se intensifique y necesitemos instalar cada vez menos aplicaciones en nuestros dispositivos. Paralelamente la necesidad obligará también a nuestros proveedores de internet a mejorar el ancho de banda y accesibilidad de internet de tal forma que podamos gozar cada vez más de esta tecnología.



Si tiene Ud. preguntas, comentarios, o sugerencias de posibles temas para esta columna, sírvase enviarlas a: editores@jalasoft.com



8 comentarios: