13 septiembre 2011

Latinoamérica debe innovar en ciencia y tecnología para no quedar relegado

Los países de Latinoamérica que durante el presente decenio no se actualicen y desarrollen políticas en ciencia y tecnología, quedarán relegados, y quizás pasen muchos años hasta que haya una nueva oportunidad, dijo hoy en Madrid el analista peruano Francisco Sagasti.

En la presentación de su libro "Ciencia, Tecnología, Innovación, políticas para América Latina", en la sede de la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB), Sagasti insistió en la necesidad de aprovechar la "ventana de oportunidades" que ofrece el segundo decenio del siglo XXI.

La ciencia, la tecnología y la innovación son hoy el "tema clave" en Latinoamérica, dijo Sagasti, convencido de que esa región se quedará estancada si no logra invertir y desarrollar las capacidades "que le permitan transformar su economía y mejorar la provisión de servicios sociales mediante la generación y utilización del conocimiento".

En opinión de este experto, ex presidente del Consejo de Ciencia y Tecnología para el Desarrollo de la ONU, y autor de más de 30 libros y 200 artículos, Brasil es el país mejor enfocado en esta tarea.

Como muestra de este empeño, Sagasti recordó que el Gobierno de Brasil acaba de anunciar la creación de un fondo que ofrecerá becas en el extranjero para 75.000 jóvenes especialistas en investigación científica y desarrollo tecnológico, al tiempo que el sector privado financiará otras 25.000.

Francisco Sagasti considera que Chile y Argentina también se mueven en la dirección correcta y que otros países, "a pesar de tener oportunidades, no han sabido aprovecharlas o no tienen conciencia" de su importancia.

Sagasti aseguró que las oportunidades "reales" en este decenio proceden de la "demanda enorme" de materias primas que se espera del crecimiento de China y de otros países de Asia.

El presidente de la SEGIB, Enrique Iglesias, que participó en la presentación del libro, destacó la forma en que Sagasti describe la evolución de la ciencia y la tecnología en Latinoamérica, cómo están enraizadas en la evolución de las economías y culturas y en qué forma pueden servir esas lecciones para el futuro.

En opinión del presidente de la SEGIB, con la excepción de Brasil los países de Latinoamérica "no han hecho los deberes" y la región sigue rezagada, motivo por el cual -añadió- la obra de Sagasti es una "llamada con perspectiva histórica y visión de futuro".

Iglesias recordó también cómo a mediados del siglo pasado fue visionario Raúl Prebisch, el que fuera primer secretario general de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), quien llamó la atención entonces sobre el hecho de que el desarrollo de América Latina debía estar sustentado en la investigación y la tecnología.

Según el autor del libro, "está demostrado" que en las primeras etapas de generación de capacidades en ciencia y tecnología, es el Estado el que tiene un papel "irreemplazable", sobre todo en la formación de los recursos humanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada