08 septiembre 2011

5 consejos para ahorrar batería de tu smartphone

Recuerdo cuando hace no muchos años la batería de mi teléfono móvil duraba tanto que no tenía que preocupar por si llegaría con vida al final del día. De esto no hace demasiado, mi viejo Nokia N95 (que todavía conservo) podía aguantar casi una semana sin necesidad de cargar la batería, ¿quizá una de las pocas cosas buenas que conservan los terminales de los finlandeses? Sea como fuere, hoy en día mis smartphones, un iPhone 4 y un HTC Desire, ven como cargo sus baterías casi cada día.

Cuando puedes estar junto a un enchufe o un ordenador con puerto USB en el que lo puedas cargar puede que no te preocupes demasiado, sin embargo si estas fueran durante muchas horas es fácil que cuando regreses a tu hora la batería esté en un porcentaje muy bajo. Esto es algo que me pasa muy a menudo, tanto que a veces me veo obligado a cargarlos desde el coche mientras voy conduciendo. A pesar de ello, creo que he optimizado mucho el consumo de batería y a continuación os indico cinco puntos para ahorrar la batería de nuestro teléfono móvil inteligente.

Ajustar el brillo de la pantalla
El principal motivo por el cual los smartphones tienen un consumo de batería tan importante es porque poseen unas pantallas que cada vez son más grandes, con mayor resolución y mayor brillo, lo cual afecta directamente a la vida de la batería.

En la configuración del dispositivo tendremos varias opciones para la pantalla, entre ellas la posibilidad de ajustar el brillo de esta. A mayor brillo tenemos un mayor consumo de batería, por lo tanto podemos bajar el brillo hasta un mínimo que nos sirva para seguir usándolo sin problemas y ahorraremos algo de batería. También será habitual la opción de ajustar brillo automáticamente, esto hace que dependiendo de la luz exterior el dispositivo ajuste solo el brillo de la pantalla, para facilitarnos la visión de la pantalla. Desactivar esta opción también nos permitirá ahorrar algo de energía.

Apagado automático de la pantalla
Continuamos hablando de la pantalla. Otra opción que tenemos en nuestro querido smartphone es la del tiempo que tarda en apagarse la pantalla cuando no lo estamos usando. Lo normal es que esta opción reciba el nombre de auto-bloqueo o bien tiempo de espera de la pantalla. En el caso del iPhone el tiempo mínimo es de un minuto, pudiendo elegir hasta cinco o incluso que no se bloquee automáticamente nunca. Mientras que con Android el rango es mucho más amplio, con un mínimo de quince segundos hasta un máximo de 30 minutos.

Lo mejor que podemos hacer es elegir el menor tiempo posible para que la pantalla se apague lo más rápido posible, aunque lo ideal es que cuando vayamos a dejar de usar nuestro teléfono durante un tiempo lo bloqueemos manualmente. Puede no parecer relevante, pero si hacemos consultas rápidas y dejamos a que la pantalla se bloquee es un tiempo muy importante, calculen: hacen 25 consultas durante el día y en todas ellas dejan a que el tiempo de espera se agote para que la pantalla se apague, en el caso de tener un dispositivo con iOS serían 25 minutos en el mejor de los casos, mientras que en el Android serían poco más de seis minutos. Pero si lo bloqueamos manualmente, apenas serán unos segundos y el ahorro será importante.

Desactivar servicios que no usemos
3G, WiFi, Bluetooth… todos ellos son servicios que nos permiten maximizar el uso de nuestro teléfono, pero que se convierten en un auténtico lastre para la batería cuando no los vamos a estar usando. Así pues, cuando no los vayamos a usar lo mejor es que los desactivemos.

¿Cuándo hacerlo? En mi caso casi siempre tengo apagado el bluetooth, salvo cuando lo tengo que sincronizar con el manos libres del coche. Si se trata de un viaje largo o simplemente no voy a hacer uso de la conexión de datos, desactivando el 3G ahorraremos también, del mismo modo que si desactivamos el WiFi, el cual aunque no esté conectado realizará una búsqueda de redes.

Cerrar las aplicaciones que no estés usando
Desde hace algo de tiempo tenemos la multitarea en nuestros teléfonos y si bien muchas de las aplicaciones más populares no dan problemas hay otras que no están tan optimizadas y hacen uso de un consumo excesivo de batería.

En mi caso procuro tener siempre el menor número de aplicaciones abiertas, procurando no tener más de cuatro o cinco, las indispensables. Y si no estoy haciendo uso del dispositivo en ese momento, cierro todas.

Apagar las notificaciones de correo
Personalmente una de las características que más valoro de los smartphones es que cuando entra un correo electrónico te llega una notificación casi instantánea. Para hacernos llegar estos avisos hay comunicación casi constante con el servidor de correo, así que hay tenemos un consumo de energía adicional que podemos controlar. Básicamente lo que haremos será desactivar las notificaciones o la consulta automática de emails, lo cambiamos a manual y el sistema comprobará si tenemos correo bajo demanda, sólo cuando nosotros lo solicitemos.

Estos son cinco pequeños consejos que te pueden servir para alargar la batería de tu dispositivo, aunque sea unos pocos minutos, los suficientes para no vernos en la situación en la que vemos que nos quedamos sin batería. Como estos, hay otras técnicas, pero este problema de duración de las baterías será algo con lo que tengamos que ir lidiando hasta que estás tenga una mejor tecnología en la que su duración no sea un problema.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada