15 junio 2011

La Guardia Civil busca "ciberpatrulleros" que denuncien delitos en internet

El Grupo de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil (GDT) española ha lanzado una aplicación informática adaptada a los principales navegadores de internet que permite a cualquier usuario ser un auténtico "ciberpatrullero" y denunciar con un solo clic aquellas páginas que considere delictivas.

"La Red es cada vez más grande e inabarcable para las fuerzas de seguridad. Nuestro objetivo es que los usuarios colaboren en la persecución de los delitos y se conviertan en ciberpatrulleros", dijo hoy en rueda de prensa el comandante Juan Salom, jefe del GDT.

La campaña "Vigilantes en la red" pretende, según Salom, colaborar con el lema del GDT: "entre todos, podemos hacer una red más segura".

Mediante un "plugin" que se puede descargar de la página del GDT -gdt.guardiacivil.es- y que se instala en la barra de herramientas de Explorer, Firefox, Safari o Chrome, cualquier internauta puede notificar de inmediato y de forma totalmente anónima, un contenido delictivo que encuentre en la Red.

El objetivo es cerrar aquellas páginas o publicaciones que por ejemplo distribuyan pornografía infantil, colaboren con el fraude o atenten contra el honor o la intimidad de las personas.

Cuando una web acumule varias notificaciones, la Guardia Civil agilizará la investigación para determinar si la página comete o no un delito.

La aplicación cuenta, eso sí, con un sistema de seguridad que impide que un mismo usuario pueda denunciar repetidamente una misma página, ya sea por animadversión o por deseo de causar daño a sus administradores.

Los complementos para Safari, Firefox y Chrome se han desarrollado bajo el acuerdo de colaboración firmado entre la Guardia Civil y la Universidad de Jaén (sur de España) y ha formado parte del programa de estudios de los alumnos.

Por su parte, el "plugin" para Internet Explorer ha sido diseñado por Microsoft Ibérica, como un proyecto más de colaboración con la Guardia Civil y de responsabilidad social corporativa de la empresa de software.

Preguntado por una reciente sentencia del Tribunal Supremo que absolvió a un hombre que había descargado pornografía infantil pero que había borrado los archivos antes de su detención, el comandante Salom consideró que el simple visionado de estas imágenes no puede ser considerado delito, ya que su descarga pudo ser accidental.

El jefe del GDT sí cree que deben agilizarse las investigaciones sobre este tipo de delitos, ya que en muchas ocasiones pueden pasar hasta seis meses antes de proceder al registro en la vivienda de un sospechoso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada