16 junio 2011

Gobiernos, bancos y empresas de todo el mundo víctimas de Hackers

Anonymous busca venganza para Julian Assange, el fundador de WikiLeaks. Y encontraron la manera perfecta de llevar a cabo su plan. Primero amenazaron a todos aquellos gobiernos o empresas que censuraban las filtraciones o que estuvieran relacionados con el ataque contra el periodista australiano.



Esta semana, al menos 51 páginas web pertenecientes al Gobierno de Malasia fueron atacadas por este grupo de ciberactivistas en represalia por haber censurado WikiLeaks.



Entre las instituciones afectadas, están los sitios del Gobierno, el Ministerio de Información, el servicio de bomberos y la autoridad de transporte.



Anonymous advirtió que sus piratas informáticos atacarían los portales por la política censora de las autoridades de Malasia, sobre todo contra WikiLeaks y páginas de intercambio de archivos online.



Los hackers denunciaron que esa actitud representa "una violación de los derechos humanos", mientras las autoridades locales restaron importancia a la acción de los hackers.



"Creemos que ha habido poco impacto en los usuarios", señaló un comunicado de la Comisión Reguladora de las Telecomunicaciones de Malasia.



En los últimos días, decenas de sospechosos de pertenecer a Anonymous fueron detenidos en España y Turquía por atacar páginas oficiales de Internet.



Pero no fueron las únicas víctimas de sus ataques. El gigante de la banca estadounidense, Citigroup, informó a sus clientes que unas 360 mil tarjetas de crédito fueron afectadas por un ataque informático el mes pasado, casi el doble de lo que se reconoció previamente.



Citigroup aseguró que la violación de seguridad comprometió a un total de 360.083 tarjetas del Citi en los Estados Unidos, tras decir previamente que el ataque había impactado a unas 210 mil cuentas de tarjetas de clientes.



"Citi ha implementado procedimientos mejorados para prevenir una recurrencia de este tipo de eventos. También hemos notificado a las fuerzas del orden y a autoridades de gobierno", dijo el grupo bancario en un comunicado.



Citi es uno de los principales proveedores de tarjetas de crédito del mundo, con más de 21 millones de cuentas.

Antes, el grupo Lulz Security anunció que la embestida contra la página web de la Central de Inteligencia de los EEUU fue obra de su autoría. Los mismos activistas habían hackeado, el fin de semana, computadoras del Senado de ese país./

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada