02 junio 2011

En la II Reunión Técnica Nacional de Ciencia y Tecnología se trataron los resultados de la evaluación de la Estrategia Universitaria de Ciencia y Tecnología 2007-2010, a partir de esos resultados se proyectará una nueva estrategia. Uno de los principales resultados es que del 100% de la investigación que se produce en el país, el 70% se genera en la Universidad. Dicha reunión se llevó a cabo ayer en la Casa de la Cultura Universitaria de San Francisco Xavier, a donde asistieron los Directores de Ciencia y Tecnología de todas las Universidades Públicas de Bolivia. El representante del Comité Ejecutivo de la Universidad Boliviana (CEUB) en la Secretaría de Ciencia y Tecnología, Leonardo Suárez, explicó que la nueva estrategia debe recoger cuál es el contexto en el que se desenvuelven las universidades en las áreas de Ciencia y Tecnología y a partir de ello, definir cuáles son sus objetivos, acciones estratégicas y específicas que permitirán actuar en un periodo de cuatro años.

La advertencia que lanzara la Organización Mundial de Salud (OMS) de que la radiación que emiten los teléfonos celulares puede ser potencialmente cancerígena ha causado preocupación en muchos países, pero a la vez se ha reabierto un viejo debate sobre la relación causa-efecto entre el uso intensivo del móvil y el incremento del riesgo de contraer cáncer.
El martes, la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer, de la OMS (IARC, por sus siglas en inglés), informó de que los campos electromagnéticos generados por las radiofrecuencias de los teléfonos celulares son “posiblemente cancerígenos” para los seres humanos.
Según la IARC, el uso de celulares tiene un impacto importante en el surgimiento del glioma, un tipo de tumor cerebral maligno. Tras difundirse esta información, la reacción en muchos países no se hizo esperar. En algunas naciones, expertos de salud han emitido recomendaciones para evitar posibles riesgos.
Evitar que los niños y adolescentes usen celulares, utilizar dispositivos de manos libres, no usar estos aparatos más de 30 minutos por día y aprobar normas que obliguen a los fabricantes a informar a los usuarios sobre los riesgos que representan son algunas de las recomendaciones.
En la jornada también surgieron observaciones al informe de la IARC. En España, José Manuel Riera, profesor de la Universidad Politécnica de Madrid, afirmó que ningún estudio científico, hasta ahora realizado, ha demostrado que el uso del celular causa cáncer, por lo que cree que debe hacerse una investigación más profunda.
La organización Mobile Manufacturers Forum (MMF), que agrupa compañías como Motorola, Nokia, Samsung, emitió un comunicado en el que resalta que la investigación no es definitiva. “La industria de las comunicaciones celulares continuará apoyando investigaciones independientes que ayuden a aclarar cualquiera de las dudas planteadas por la IARC”, dijo Michael Milligan, secretario general de la MMF.
“Los equipos de comunicación inalámbrica están diseñados para operar sin sobrepasar los límites de radiofrecuencias internacionales”, acotó Milligan, según BBC Mundo.
Ed Yong, de la organización benéfica de Reino Unido Cancer Research UK, manifestó que el informe de la OMS supone que existe una cierta evidencia que vincula a los teléfonos celulares con el cáncer; sin embargo, ‘es demasiado débil como para sacar conclusiones’. “La mayoría de los estudios existentes no ha encontrado vínculos entre los teléfonos y el cáncer. Si existiera tal relación, es poco probable que sea significativa”, agregó Yong.

Uso vetado a los niños
Aunque no existen pruebas científicas, expertos en varios países coinciden en asegurar que el uso de celulares, sobre todo en los niños, es perjudicial, por lo que aconsejan a los padres de familia evitar que los menores de edad los utilicen.
Un estudio realizado por el Consejo Nacional de Protección Radiológica de Gran Bretaña, dirigido por William Stewart, concluyó que los niños menores de ocho años nunca deberían usar teléfonos móviles, mientras que los que están entre los nueve y 14 años deben restringir su uso al mínimo.
Las razones para tales conclusiones son que el cráneo de los niños no es suficientemente grueso, su sistema nervioso no está totalmente desarrollado, por lo que la radiación penetra con más fuerza a sus cerebros.
En Gran Bretaña, las autoridades obligaron a sacar del mercado aparatos móviles especiales para niños.

La incidencia del glioma es baja en Bolivia
La incidencia de los tumores cerebrales en el país, como el glioma, es baja y no llega ni al 1% con relación a otros tipos de cánceres, como el de mamas y de cuello uterino, informó Henry Paniagua, presidente de la Sociedad Boliviana de Cancerología.
Paniagua aseguró que los casos de glioma son extremadamente raros. En otros países también es poco frecuente. En Argentina se desarrollan 12 casos de cáncer de cerebro por cada 100.000 habitantes.
El glioma es una enfermedad que se origina en las células que sirven de sostén de las neuronas, llamadas glías (son los componentes celulares más comunes del cerebro: hay hasta 10 veces más glías que neuronas). Los síntomas de los gliomas dependen de la parte del cerebro afectada, pero puede incluir dolor de cabeza, náuseas, vómitos, convulsiones, problemas de equilibrio o para caminar y cambios en la vista o en la audición.

Para saber

Teléfonos. Se estima que en el mundo hay unos 5.000 millones de contratos de la telefonía móvil.

Uso. En muchos países, los utiliza más del 50% de la población. En algunos lugares, incluso los celulares son los más fiables o los únicos disponibles.

Funcionamiento. Los celulares son transmisores de radiofrecuencias de baja potencia, pues funcionan en un intervalo de frecuencias de entre 450 y 2.700 MHz y tienen un pico de potencia que va de 0,1 a 2 vatios. El aparato solo transmite energía cuando está encendido.

Prohibiciones. Los teléfonos móviles suelen estar prohibidos en los hospitales y a bordo de los aviones, ya que las señales de radiofrecuencia pueden interferir con aparatos médicos electrónicos y con los sistemas de navegación aérea.

Estudio. En 2012, la OMS ultimará una evaluación formal de los riesgos para la salud de la exposición a los campos de radiofrecuencia. La IARC ha dicho que es necesaria una investigación adicional en el largo plazo, tomando en cuenta las posibles consecuencias para la salud pública.

Cáncer. La incidencia del glioma en el mundo no ha aumentado en los últimos años, a pesar del incremento del uso de celulares desde 1980.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada