19 abril 2011

¿Por qué pagar en internet?

Las nuevas medidas tomadas por The New York Times para que el acceso a su edición digital sea pagado y que el servicio de radio "streaming" Spotify haya reducido el tiempo de escucha gratuito a la mitad, parecen delinear el camino para que muy pronto el consumo de contenidos en la Internet deje de ser totalmente gratuito. "Siempre va a haber alguien dispuesto a pagar en función del valor del contenido", comentó Jorge Kuljis, de la empresa Síntesis.

VALOR AGREGADO. Las empresas del "punto com", se enfrentan a una competencia voraz en la web y han sabido adecuarse a ese escenario implementando un modelo basado en publicidad. Se esfuerzan por ofrecer contenidos originales para públicos específicos y así incrementar el número de visitas a su sitio web. La fórmula es sencilla: a más visitas, más gano en publicidad.
Pero en el nuevo escenario, la fórmula ha cambiado. Si voy a cobrar por el acceso al contenido de mi página, debo ofrecer un "plus" al usuario. "Por un servicio pago, el usuario podrá acceder a contenidos Premium, contenidos de valor agregado", aseguró Kuljis.
Esto significará por ejemplo, acceder a estrenos de películas, remixes exclusivos de los éxitos musicales del momento, o a infografías, animaciones y videos exclusivos.

EL CASO DE LAS CONTRIBUCIONES. Si el usuario cree que el sitio web está cumpliendo una función relevante, incluso estará dispuesto a realizar contribuciones. Es el caso de Wikipedia, la enciclopedia libre con soporte en la nube, un proyecto que es sustentado por colaboraciones de los internautas que constantemente renuevan el contenido, lo editan y traducen. Una institución sin fines de lucro que hace poco pidió a sus usuarios contribuciones para poder seguir existiendo. Los usuarios respondieron donando más de 15 millones de dólares durante la campaña. Este resultado demostró que los usuarios que diariamente consultan la enciclopedia, premian su trabajo.

PAGAR SÓLO POR LO QUE SE CONSUME. Kuljis también comentó que otra de las tendencias dentro del consumo de contenidos desde la web, será el pago bajo demanda; es decir, que el usuario pagará sólo por lo que consume. "Muchas veces pasaba que cuando nos comprábamos un CD de 20 dólares, de las 15 canciones que contenía, tan sólo escuchábamos dos o tres. Con la nueva tendencia, pagaremos sólo centavos de dólar por canción", comentó.
Según Kuljis, estamos frente a un nuevo modelo de negocios basado en la Internet, que significa almacenamiento en la nube, intangibilidad y portabilidad. Los soportes materiales como el CD, con el tiempo tenderán a desaparecer y el usuario, por un pago mínimo y justo del servicio, podrá acceder desde sus dispositivos móviles con conexión a Internet a esta base de contenidos digitales en cualquier parte del mundo.
La desaparición de los soportes digitales significará también una reducción en los costos de producción y difusión, lo que a la larga repercutirá en el costo final del material. La pregunta final es si el internauta, acostumbrado a no gastar un peso en la red, estará dispuesto a poner de su bolsillo para acceder a estos contenidos.

VISITAS A LA WEB DEL NEW YORK TIMES CAEN UN 15%

Desde que impuso el sistema de pago a finales de marzo, las visitas a la edición digital del New York Times cayeron entre un 5 y un 15%. Los datos se desprenden del informe publicado por la compañía de análisis de Tráfico Web Hitwise, que indican que las estadísticas se han hundido ligeramente desde que empezó a cobrar. El modelo del New York Times permite una lectura de hasta 20 artículos al mes de forma gratuita. Probablemente este tope haya propiciado una amortiguación de la caída en número de visitantes, pero no haya podido influir tanto en el menor número de páginas vistas. Por 15 dólares al mes, pueden visitar el contenido desde ordenadores tradicionales y teléfonos móviles./ABC

LA PALABRA CLAVE ES INNOVACIÓN
Las empresas tendrán que dar contenidos con valor agregado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada