03 abril 2011

NOVEDAD: La venta de libros electrónicos en el mundo ya superó a las de los tradicionales impresos en papel y con tapa dura. Hablar sobre si el mercado de los libros electrónicos tiene o no futuro en el primer mundo es un debate agotado. Las últimas cifras publicadas por Amazon reportan que sus ventas de estos libros ya superaron a las de libros de bolsillo en una relación de 115 libros electrónicos por cada 100 libros de bolsillo vendidos. Además, superaron en tres veces las ventas de los libros tradicionales de tapa dura. Su competencia estadounidense Baners & Noble tiene su propio lector e-book, llamado Nook, el cual le ha reportado buenos resultados, pues le permitió un crecimiento de más del 5 por ciento en sus acciones en el primer trimestre de 2011. Es difícil soslayar al iPad que tuvo más de 100 millones de descargas de libros electrónicos desde que salió a la venta el año pasado, aunque este dispositivo no es precisamente un e-book reader, sino una tablet multimedia. Mientras tanto, nuestra realidad nacional aún está estancada en debates sobre derechos de autor o si el Gobierno debe quitar los impuestos al libro, de manera que éstos sean más accesibles. Dentro de ese contexto, puede parecer que hablar de libros electrónicos acá suene algo frívolo, pero es claro que nuestros consumidores se han volcado a las redes móviles de internet. No se explicaría de otra forma el éxito que tiene una compañía nacional en promocionar su red 3G o su competencia con una red 4G y los costos onerosos que éstos tienen comparados con una conexión ADSL estándar. Y es ahí donde el dato que encontramos sobre el Kindle, el lector e-book de Amazon, es muy interesante. Amazon vende el Kindle con pantalla de 6 pulgadas con wi-fi y 3G libre a 189 dólares y cuando se revisa la disponibilidad en Bolivia, indica: We are excited to now ship Kindle to Bolivia. Customers in Bolivia will enjoy: Books in Under 60 Seconds: Think of a book and you could be reading it in under a minute. Free Wireless: Free 3G wireless lets you download books right from your Kindle. No monthly fees, service plans, or hunting for Wi-Fi hotspots. For non-U.S. customers, there are also no additional charges for wireless delivery in or outside your home country. See Coverage Map. See Wireless Terms and Conditions. Aquí indica claramente que el 3G en nuestro país es gratis para los compradores del Kindle en su versión internacional. Extraña mucho que la compañía con la que tiene contrato Amazon en Bolivia no haya hecho promoción de esta ventaja para el consumidor; sin embargo, para comprobar esta realidad, nos dedicamos a buscar a usuarios de Kindle nacionales y compartimos el testimonio de Martin Kennet, quien nos cuenta su experiencia: “Llevo con el Kindle unos cuantos meses, he visto otros e-readers con tinta electrónica, pero el de Amazon tiene una pantalla con mejor contraste, más liviano y los materiales con los que está construido son de mejor calidad que los de la competencia; sumando a esto el precio bastante ajustado (menos de 150 dólares para el modelo wi-fi y menos de 200 para el 3G+wi-fi), de momento dejan fuera a cualquier competidor que use e-ink. La pantalla logra casi el mismo efecto que una hoja de papel, el texto es perfectamente legible bajo la luz del sol. Por desgracia, arrastra también el mismo inconveniente que los libros tradicionales, no tiene ningún tipo de retroiluminación, por lo que se necesitan fuentes de luz externa para leer en la oscuridad; por suerte esto impacta en la batería de manera positiva, la que puede durar tranquilamente un mes, si se tiene las conexiones inalámbricas apagadas, por lo que es ideal para ser llevada a todas partes sin preocuparse de su recarga. Hablando de conexiones, éstas están pensadas para que el usuario pueda comprar nuevos libros directamente desde el Kindle. Cabe señalar que también puede pasarse cualquier e-book que tengamos por ahí si usamos el formato adecuado (PDF), y acceder a Wikipedia. Por el momento incluye un navegador experimental que permite navegar de manera gratuita por 3G en ciertos países (casi toda América, Asia, Oceanía y algunos países de Europa). El navegador es básico tirando a malo, se cuelga con facilidad en páginas complejas y no soporta flash ni otros formatos embebidos. Es recomendable usar las versiones diseñadas para móviles si no se quiere tener una experiencia de navegación tortuosa, pero ¡hey! el modelo 3G permite navegar gratis y en casi cualquier parte del mundo donde existan redes de datos móviles. Además puede que mejore ya que está marcado como experimental. Otra característica poco usada es la reproducción de audio. El Kindle tiene una pequeña aplicación ideada para poder reproducir audiolibros. Podemos usar audífonos o los altavoces del mismo aparato que tienen un sonido decente. También es posible reproducir archivos MP3 mientras leemos algún e-book, pero de forma lineal, sin opción de elegir canciones específicas. Sin duda, vale la pena darle una oportunidad al Kindle. Por sus características de navegación, duración de la batería y, obviamente, comodidad para leer libros electrónicos, es el compañero ideal para un viajero.

La ACM ICPC Bolivia organizó con éxito el Primer Campamento de Entrenamiento para programadores universitarios que participarán en la Competencia Latinoamericana de Programación, cuya sede boliviana será la Universidad Autónoma Tomás Frías, de Potosí, el próximo 5 de noviembre.

El encuentro se realizó el sábado 19 y el domingo 20 de marzo, y contó con la asistencia de estudiantes de nueve universidades de La Paz, Trinidad, Oruro, Potosí, Tarija, Sucre y Santa Cruz.

El campamento fue organizado por el M.Sc. Jorge Terán Pomier y el equipo boliviano clasificado al Mundial de Programación.

Uno de ellos, Edwin Guzmán, comentó que “el campamento salió bien. Me sorprendió que algunos participantes resolvieran tantos problemas, todo indica que practicaron. Aunque hay mucha diferencia entre concursantes nuevos y antiguos”.

Agregó que “esta diferencia dificultó en cierta medida el curso, ya que las explicaciones no podían ser ni muy avanzadas ni muy básicas. También me pareció sorprendente cómo algunos participantes resolvieron más problemas el último día respecto del primero”.

Admitió que siente “el entusiasmo que hay entre los concursantes”. “Me alienta para seguir entrenando y espero que este entusiasmo que tienen impulse a muchas personas”.

Sin embargo, dijo que “para los próximos campamentos propondré seleccionar a personas de un mismo nivel para que puedan compartir sus dudas libremente y para que se planteen problemas de acuerdo con su nivel”.

En este campamento, Edwin Guzmán y sus compañeros del equipo ACM1PT de la UCB de La Paz compartieron lo aprendido durante su curso de algoritmia avanzada en Brasil el mes de enero. Mostraron, de esta forma, un espíritu de colaboración hacia otros competidores que no tuvieron la posibilidad de asistir a ese curso. Dentro del grupo de la ACM ICPC Bolivia se fomenta esta clase de actitudes, lo que ha contribuido a que más gente eleve su nivel competitivo y, por ende, mejore la presencia boliviana en certámenes internacionales.

La satisfacción de los participantes y organizadores es evidente por la mejoría del nivel de todos los participantes, y es muy importante destacar su actitud de compañerismo.

ACM ICPC Bolivia es una de las competencias académicas más grandes de Bolivia. Participan más de 30 universidades de todo el país. Para más consultas sobre el concurso, pueden visitar: www.icpc-bolivia.edu.bo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada