17 marzo 2011

'Pecados' que cometemos al navegar en internet

Cuando utilizamos una memoria flash USB que no es nuestra y que ha estado de mano en mano, es casi seguro que infectemos nuestra computadora con algún virus. Pero también es cierto que cada vez más personas están conectadas a Internet, pero no saben que entrar a sitios peligrosos o abrir archivos desconocidos es aún más peligroso para nuestro equipo. A continuación los errores más comunes que cometemos.

actualización. Los hackers informáticos producen año a año, millones de virus y las empresas de seguridad, trabajan contínuamente para hacer frente a estas amenazas. Cada nueva versión de anitivirus nos protege de los virus más peligrosos hasta esa fecha y lo mismo pasa con los navegadores, que traen de forma nativa bloqueadores de páginas web de procedencia desconocida o fraudulenta. Por lo tanto, la actualización tanto de la versión del navegador como del antivirus, son esenciales para estar protegidos.

remitente desconocido. ¿Quién no ha recibido alguna vez una oferta de productos farmacéuticos que no nos interesan o la noticia que Bill Gates está regalando dinero? Esos son virus o tácticas de “phishing” o robo de datos. Lo mejor que podemos hacer es abrir tan solo los correos de nuestra lista de contactos y enviar esos mails directo a la bandeja de “spam” (correo basura). También es recomendable chequear regularmente el "spam" por si se ha ido un correo que no es basura.

redes wifi. Navegar gratuitamente, es llamativo para cualquiera, pero puede resultar muy peligroso, sobre todo si se utiliza este tipo de conexión para acceder a páginas que necesitan del envío de datos personales, como cuentas de correo, número de teléfono, contraseñas y números de cuentas bancarias. Para realizar transacciones comerciales o acceder a datos muy personales, lo mejor es conectarse desde una red privada segura, ya que podemos ser el blanco del robo de identidad. Otro dato que nos puede ayudar a resguardar nuestros datos en la web, es identificar que estamos navegando en una página HTTPS, un formato más seguro que el normal.

historial. Es común utilizar una conexión de un café Internet para navegar en la red. Lo más recomendable es borrar el historial de navegación para que el próximo usuario no pueda rastrear las páginas que accedimos.

cuidar nuestra privacidad en las redes sociales

Querramos o no, el Facebook es parte de nuestra vida diaria. De lo que no estamos todavía concientes es que podemos proteger nuestros datos y la información que subamos con la configuración de nuestra privacidad.
Tan solo hay que entrar en nuestro perfil y configurar qué personas pueden ver nuestras fotos, actualización de estado y hasta hacer pública o privada nuestra información de números de teléfono y cuentas de correo, entre otros.
Un consejo más que importante es utilizar diferentes contraseñas para cada una de las redes sociales a las que accedamos, para que si nos logran 'hackear' una , las otras estén protegidas.

cada vez más utilizamos redes públicas en internet
Se recomienda actualizar el software, borrar el "spam" y el historial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada