13 julio 2010

La deuda tributaria de Entel asciende a Bs 1.086 MM

Postura: El Gobierno afirma que este monto y otros adeudos son resultado de acciones erradas de la anterior administración y espera deducirlos de la liquidación a Euro Telecom Italia (ETI) ex capitalizadora de la telefónica.

L a Empresa Nacional de Telecomunicaciones (Entel) tiene una deuda tributaria de 1.086.690.969 bolivianos, contabilizada a diciembre de 2009, monto que el Gobierno espera deducir de la liquidación final a Euro Telecom Italia (ETI), ex capitalizadora de la empresa.

La información corresponde al ministro de Obras Públicas, Wálter Delgadillo, quien brindó un informe oral ante los miembros de la Comisión de Planificación de Política Económica y Finanzas de la Cámara de Diputados, la anterior semana, a cuya documentación accedió La Prensa.

La petición fue planteada por la diputada por Unidad Nacional (UN) Elizabeth Reyes luego de que el jefe de su partido, Samuel Doria Medina, cuestionara las cifras de la empresa y advirtiera que de seguir así Entel se encaminaba a la quiebra.

Según explicó Delgadillo, las deudas impositivas en todos los casos responden a infracciones cometidas por la administración de ETI, que datan de 2005. En consecuencia, dijo, conforme al artículo cuarto del decreto de nacionalización de Entel, de mayo de 2008, corresponde cobrarlas a la transnacional. En ese entendido, las deudas tributarias fueron contabilizadas a diciembre de 2009 como cuentas por cobrar a ETI.

En la actualidad, la ETI interpuso un arbitraje contra el Estado boliviano ante el CIADI por la nacionalización de 2008 y demandó una indemnización de 640 millones de dólares; sin embargo, el Gobierno anunció que no acatará sus fallos porque los considera viciados de nulidad. En este mismo acápite figuran los adeudos por obligaciones laborales que tiene la empresa y que ascienden a 18,7 millones de dólares.

Delgadillo manifestó que 27 juicios corresponden a la administración de la capitalizadora, la que deberá asumirlos, y sólo tres son posteriores a la nacionalización, es decir responsabilidad de la actual administración de la telefónica. Entel tiene 6,8 millones de dólares congelados en el Banco Unión desde 2005 por orden de la autoridad regulatoria del sector debido al incumplimiento de metas de expansión y calidad. Este proceso está en la instancia coactiva y el monto adeudado será deducido de la liquidación a ETI.

El Ministro indicó que la nacionalizada tiene una deuda por cobrar de 14 millones de bolivianos a la empresa de telecomunicaciones Unetek por concepto de prestación de servicios generada entre 2005 y 2007. En las previsiones, hay una remota probabilidad de recuperar ese dinero, pero será cargado a ETI.

De acuerdo con Delgadillo, los ingresos de la empresa en términos corrientes incrementaron entre 2008 y 2009 en ocho millones de dólares, o 56 millones de bolivianos. Entre tanto, los egresos en ambos años también se elevaron en 20 millones de dólares, o 140 millones de bolivianos, debido al mayor número de clientes y el crecimiento del tráfico y costos de interconexión de redes.

Sin embargo, el informe de PriceWaterHouse Coopers revela que los ingresos operativos de Entel cayeron en 54 millones de bolivianos entre 2008 y 2009, de 2.528 millones de bolivianos a 2.474 millones de bolivianos.

Y, por contrapartida, los egresos se elevaron en 59 millones de bolivianos, de 1.869 millones de bolivianos a 1.928 millones de bolivianos. Con lo que la utilidad operativa del ejercicio también cayó en 113 millones de bolivianos, de 658 millones en 2008 a 545 millones en 2009.

La utilidad operativa de Entel está en el promedio de la de otros operadores, según Delgadillo, y la baja de tarifas, resultado de la nacionalización, permitió llegar a un mayor número de usuarios que no tenían acceso a la telefonía móvil. Aseguró que estas cifras dan cuenta de que la posibilidad de declarar a la empresa en quiebra es remota, pues es una empresa sólida y de bajo riesgo.

Nuevo Gerente

El Directorio de la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (Entel) nombró y designó ayer a Roy Méndez como nuevo gerente general de esa empresa en lugar de Fernando Bascopé.

“El nuevo directorio de Entel, en uso de sus atribuciones y de acuerdo a la programación establecida para la nueva etapa de crecimiento de la Empresa Nacional de Telecomunicaciones S.A., ha elegido y posesionado al nuevo Gerente General, responsabilidad que ha recaído en el ingeniero Roque Roy Méndez”, indica el comunicado de prensa emitido por Entel. El jueves 24 de junio, el Directorio de Entel determinó que Bascopé dejara la presidencia de la empresa y lo designó Gerente General, habiéndole conferido todas las atribuciones que tenía en calidad de Presidente Ejecutivo.

La empresa

Entel fue nacionalizada en mayo de 2008

En abril de 2010 la calificadora Fitch Ratings Ltda otorgó a Entel la triple A (AAA) que corresponde a emisores que cuentan con una muy alta calidad de crédito y el riesgo de incumplimiento tiene una variabilidad insignificante ante posibles cambios en las circunstancias o condiciones económicas.

En 2009 la inversión planificada de Entel fue de 135.006.562 dólares, de la cual se ejecutó 82.420.511. En 2010 la empresa planificó invertir 217.001.150 dólares principalmente en telefonía móvil rural.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada