26 mayo 2010

Pese al crecimiento de Tigo y de Viva, Entel mantiene el liderazgo


Las empresas telefónicas Tigo y Viva amenazaron a la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (Entel) con quitarle el mercado hasta 2006; sin embargo, la ahora estatal comenzó a recuperarse desde el 2007, año en que instaló la mayor cantidad de radio bases, 130, pero con la administración de la italiana de Telecom.

Actualmente Entel cuenta con 659 radio bases dispersas en todo el país; la compañía Telecel S.A., que tiene la marca Tigo, cuenta con 494 radio bases y la empresa Nuevatel S.A., de la marca Viva, tiene 381. Sumadas, en Bolivia existen 1.534 radio bases, según la Autoridad de Transporte y Telecomunicaciones.

En los cuatro últimos años, Entel y Telecel (Tigo) instalaron la mayor cantidad de radio bases, en tanto que Nuevatel (Viva) lo hizo entre el 2004 y 2008.

Entre 1996 y 2006, la capitalizada Entel colocó los aparatos a un promedio de 30 radio bases por año, en 2003 ubicó la mayor cantidad en una gestión con 49. En 2007, un año antes de ser nacionalizada, elevó sus inversiones con un total de 130 equipos. Luego de la nacionalización, el promedio anual de estos aparatos que permiten ampliar la cobertura fue de 60.

Entel fue nacionalizada el 1 de mayo de 2008 mediante Decreto Supremo 29544, lo que le costó al Estado el inicio de un arbitraje internacional por Euro Telecom Internacional (ETI).

Tigo, hasta 2005 sólo tenía 57 radio bases, pero en 2006 realizó una fuerte inyección de capital con 216 instalaciones.

En 2000, Viva empezó a operar con 63 equipos, el 2004 llegó a instalar 77 y luego sus colocaciones bajaron hasta 29 en 2009.

Entel muestra en los últimos meses un sostenido crecimiento de terminales de telefonía móvil (o teléfonos móviles). Hasta diciembre de 2009 contaba con 2.688.313; en los dos primeros meses de este año aumentaron 143.438 para llegar a un total 2.831.751 de terminales.

Tigo, que es la que le sigue, hasta diciembre de 2009 tenía 2.023.224 terminales. En los dos primeros meses de 2010 se sumaron 23.700, en total esta empresa cuenta ahora con 2.046.924.

Viva, hasta febrero de 2010 tenía registrados 1.792.084 clientes, hasta diciembre de 2009 contaba con 1.752.257 y en los dos últimos meses incrementó en 39.827 nuevas terminales. Entre las tres empresas suman un total de 6.670.759 teléfonos móviles en el país.

El jefe de Unidad Nacional (UN), Samuel Doria Medina, afirmó hace dos semanas que la estatal telefónica perdió mercado y que sus ingresos caen a un ritmo de 100 millones de bolivianos por año.

Esta situación fue desmentida por Entel, que asegura que sus ingresos en 2008 llegaron a 2.415 millones de bolivianos, mientras que en 2009, a 2.474 millones incluida la reducción de las tarifas en un 30 por ciento.

Sin embargo, la calificadora internacional de riesgos Fitch Ratings le asignó a Entel, en abril de 2010, la calificación de triple AAA, que representa estabilidad debido a su importante posición de liderazgo en el mercado de telecomunicaciones.

Fitch Ratings advirtió, no obstante, que la estabilidad de la nacionalizada puede verse afectada si no hace frente a la creciente competencia del mercado que presiona su rentabilidad y exige un mayor nivel de inversiones.

Una de las empresas que ingresa al mercado, aunque no presta el servicio de telefonía móvil, es Internet de AXS Bolivia, que es es uno de los principales proveedores de infraestructura, acceso a internet y transporte de tráfico telefónico para la mayoría de los operadores del país. AXS mantiene su liderazgo en el mercado de banda ancha con una participación de más del 30 por ciento a escala nacional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada