19 junio 2009

Gobierno interviene Cotel, tras verificar pérdidas de 35,8 millones de bolivianos



Después de siete días de paro de actividades y de presiones sindicales, vecinales y políticas del oficialismo, el Ministerio de Trabajo intervino ayer la Cooperativa de Telecomunicaciones La Paz (Cotel), por las denuncias de malos manejos económicos. La entidad tuvo una pérdida de 35,8 millones de bolivianos en la gestión 2008 y pasivos de 280,5 millones.

El Ministerio de Trabajo designó como interventor por 90

días a César Carlos Böhrt Urquizo, profesional especializado en telecomunicaciones.

A las 07.00 de ayer, el ministro de Trabajo, Calixto Chipana, y el viceministro de Empleo, Servicio Civil y Cooperativas, Rodolfo Illanes, junto con notarios de fe pública, fiscales y efectivos de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), ingresaron al edificio principal de Cotel.

En el lugar, desde el martes, un grupo de 20 trabajadores cumplía una huelga de hambre por la renuncia de los presidentes de los consejos de Administración, Fernando Dips, y de Vigilancia, Jaime Siles.

Las autoridades, a su llegada, fueron aplaudidas por los empleados que se encontraban en vigilia en puertas de la cooperativa y que desde el inicio del paro de actividades, el 10 de junio, pedían la intervención.

Esta demanda fue respaldada por la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve) de El Alto y por los diputados del Movimiento Al Socialismo (MAS) Jorge Silva, Édgar Valeriano y Óscar Chirinos.

Según Dips, el conflicto en Cotel fue instigado por intereses políticos, pero no precisó de quiénes.

Illanes dijo que las numerosas denuncias de actos de corrupción, malos manejos económicos y la ilegalidad del mandato de las autoridades de los consejos de Administración y de Vigilancia, quienes sobrepasaron en tres y cuatro años su gestión, respectivamente, motivaron la actuación.

Observó la compra de Supercanal en nueve millones de dólares, cuando en realidad el costo sería de 3,5 millones de dólares.

Similar cuestionamiento presentó a la adquisición de los derechos de transmisión de los partidos de fútbol de la eliminatoria al Mundial 2010 de ITS, por la que Cotel pagó siete millones de dólares. En este caso habría un sobreprecio de unos tres millones de dólares.

Dips aseguró que no hubo irregularidad en estas compras y señaló que Supercanal generó 12 millones de dólares de ingresos y se recuperó la inversión.

Actualmente, el canal de cable genera ganancias de 1,5 millones de dólares y “es la única fuente que está manteniendo a la cooperativa”.

En el segundo caso se obtuvo una utilidad de un millón de dólares en seis meses.

Otra irregularidad observada por el Gobierno es la existencia de supernumerarios.

Antes de la gestión de Dips los empleados eran 640; actualmente, ascienden a 930.

Además, de acuerdo con el viceministro Illanes, los estados financieros de las gestiones 2007 y 2008 de Cotel muestran que existe una pérdida de 35 millones de bolivianos. “Si esto continuaba un año más, la cooperativa iba a entrar en quiebra técnica”. El Interventor tiene 90 días para, según el funcionario, investigar las denuncias y convocar a una Asamblea General de Socios, que deberá definir la elección de las nuevas autoridades.

Precisó que “fue una acción muy meditada, hemos estado viendo el comportamiento de las personas que manejan la cooperativa, las proyecciones, pero ha llegado un momento en que no se podía poner en riesgo el patrimonio de los socios”.

Esta acción fue acompañada por una orden de allanamiento emitida por un juez cautelar ante la denuncia de un socio por los delitos de atentado a la seguridad de los servicios públicos y asociación delictuosa contra Dips y otros funcionarios.

Dips agregó que está dispuesto a ser investigado y que espera que esta intervención no sea igual que las otras cuatro que se realizaron y provocaron 35 millones de dólares de pérdidas.

Estados financieros

Según los estados financieros de la cooperativa a los que tuvo acceso La Prensa, la telefónica el año pasado tuvo elevados costos por la prestación de sus diferentes servicios y que superaron sus ingresos operativos (ver infografía).

Esto ocasionó que Cotel, tras haber registrado una ganancia de 4,7 millones de bolivianos en 2007, contabilice una pérdida de 35,8 millones en 2008.

Los ingresos por servicios de larga distancia, local, telefonía pública, internet e interconexión disminuyeron de 322,8 a 305,8 millones de bolivianos. Mientras que los costos se elevaron de 367,4 a 372,5 millones de bolivianos.

En este rubro se incluyen los gastos que realiza la telefónica para prestar sus diferentes servicios telefónicos y de valor agregado, además de facturación, cobranza, corte, alquiler de circuitos, buscapersonas e interconexión, entre otros. La cooperativa también elevó sus pasivos (deudas) de 279,7 a 280,5 millones de bolivianos.

Patrimonio baja 11,5%

A pesar de la adquisición de Supercanal y prestar nuevos servicios, el patrimonio de la Cooperativa de Telecomunicaciones La Paz (Cotel) disminuyó en 11,5 por ciento en 2008.

Según los balances generales de la cooperativa a los que tuvo acceso La Prensa, en 2007, el patrimonio de la telefónica era de 1.173,2 millones de bolivianos, pero en la gestión pasada se redujo a 1.037,3 millones de bolivianos (ver infograma).

Los datos reflejan que Cotel elevó de 625,1 a 711,6 su déficit acumulado, lo cual influyó en los resultados finales.

El valor de los activos, que incluye los edificios, cabinas, infraestructura y cuentas por cobrar a deudores, entre otros, se redujo de 1.050,2 a 991 millones de bolivianos en un año de gestión.

La cooperativa presta los servicios de telefonía local, larga distancia nacional e internacional, internet, televisión por cable y teléfonos públicos.

Además cuenta con ingresos por interconexión, facturación, cobranza y corte.

La telefónica, que opera en el departamento desde el año 1985, en principio sólo prestaba servicios básicos y no de valor agregado.

55% para los salarios

El presidente del Consejo de Administración de la Cooperativa de Telecomunicaciones La Paz (Cotel), Fernando Dips, dijo que más del 55 por ciento de los ingresos de la telefónica se van en pagar los salarios de los casi 1.000 trabajadores. “Mientras Cotel tenga por encima del 55 por ciento de sus ingresos para salarios, la cooperativa no va a ser viable”.

Agregó que durante su administración intentó una restructuración de la planilla salarial debido a que existen distorsiones, como el hecho de que una secretaria sin título gane hasta 9.000 bolivianos, mientras que un profesional titulado perciba entre 3.000 y 6.000 bolivianos.

De acuerdo con el consejero, esto motivó el paro en Cotel, donde existen clanes y grupos de poder que, para preservar sus intereses, presionan través del sindicato.

La planilla de sueldos correspondiente a mayo de este año muestra que la entidad destinó para el pago de haberes más de 5,4 millones de bolivianos. El rango salarial va de los 647 a los 17.000 bolivianos.

Esta situación fue denunciada por Dips en una carta remitida al presidente Evo Morales.

Presentarán un amparo

La Confederación Nacional de Cooperativas de Bolivia (Concabol) calificó de ilegal la intervención de la Cooperativa de Telecomunicaciones La Paz (Cotel) y anunció un amparo constitucional para revertir esa medida.

El presidente de esa organización, Jorge Azuga, dijo que la ilegalidad está en que una intervención la determina el Consejo Nacional de Cooperativas (Conalco), que está formado por varios ministerios (Trabajo, Economía, Minería y Transportes) y todas las federaciones de cooperativas del país y la Concabol.

En este caso, dijo, ni las federaciones ni la instancia que preside fueron convocadas para emitir una resolución.

Además, remarcó que una acción como la que se dio ayer corresponde cuando existe una afectación en los servicios, malos manejos económicos comprobados o cuando la asamblea general de socios así lo determina. Azuga cuestionó el hecho de que el Ministerio de Trabajo haya actuado a sólo pedido de un sindicato de trabajadores, lo cual representa un peligro para el resto de las cooperativas.

Antecedentes

La cooperativa fue creada el 29 de agosto de 1985 mediante un decreto supremo.

En la actualidad tiene 930 empleados y 150.000 socios en las ciudades de La Paz y El Alto.

Cotel fue intervenida en cuatro oportunidades (1990, 1992, 2000 y 2003) por irregularidades.

El daño económico causado por las intervenciones alcanza a $us 35 millones.

Los Consejos de Administración y de Vigilancia, presididos por Dips y Siles, fueron elegidos en 2006.

El mandato de Dips concluía dos años después y el de Siles, al cumplirse el año.

El Sindicato de Trabajadores denuncia al menos 40 irregularidades en la gestión de ambos.

Los acusados aseguran que ya se defendieron en la justicia ordinaria de las acusaciones.

Otros datos

Los trabajadores iniciaron un paro de actividades el 10 de junio y pidieron la intervención de Cotel.

El Ministerio de Trabajo intentó un acercamiento el lunes 15 para buscar una solución.

La dirigencia sindical rechazó el diálogo y decidió iniciar una huelga de hambre el 17 de junio.

Los consejeros amenazaron con despidos y descuentos, pero no los hicieron efectivo.

Trabajo no dijo si el paro era legal o no, tampoco emitió una resolución al respecto.

Los trabajadores tomaron el edificio principal de Cotel, donde permanecieron hasta ayer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada