27 junio 2009

Gobierno indagará situación financiera de 14 cooperativas

El Gobierno anunció que evaluará a 14 cooperativas telefónicas del país, para lo cual solicitó estados financieros y gastos de inversión, a fin de conocer su situación económica, financiera, administrativa y organizativa, y evidenciar si existe alguna anomalía en su administración.

La Confederación Nacional de Cooperativas de Bolivia (Concobol) señaló que ésta es una solicitud normal, aunque considera que es sintomático que se lo haga a pocos días de haberse intervenido la Cooperativa de Telecomunicaciones La Paz (Cotel).

El viceministro de Empleo, Servicio Civil y Cooperativas, Rodolfo Illanes, anunció que se pedirá, a través de la Dirección General de Cooperativas, los balances y memorias anuales de esas telefónicas de los tres años recientes y un detalle de las inversiones “de magnitud” hechas en las últimas cinco gestiones.

“Esto nos permitirá evaluar y analizar seriamente la situación de las cooperativas para dar una información oficial”.

El anuncio se hace una semana después de la intervención a la Cooperativa de Telecomunicaciones La Paz (Cotel).

La medida fue instruida por el Ministerio de Trabajo a raíz de las denuncias sobre malos manejos económicos y supuestas irregularidades cometidas por los miembros de los consejos de Administración y de Vigilancia y por presiones sindicales, vecinales y políticas de diputados del MAS.

Las autoridades de Cotel fueron cesadas en sus cargos y una investigación está en curso en el Ministerio Público contra éstas por los presuntos delitos de atentados contra la seguridad de los servicios públicos y asociación delictuosa.

Las cooperativas que deberán entregar información son Comteco, de Cochabamba; Cotas, de Santa Cruz; Cosett, de Tarija; Cotap, de Potosí; Coteor, de Oruro; Cotes, de Sucre; Coteco, de Cobija, y Cotet, de Trinidad, además de otras que prestan el servicio telefónico en ciudades intermedias como Riberalta, Guayaramerín, Bermejo, Villazón Movima y Caranavi.

La Ley de Sociedades Cooperativas establece la obligación de emitir estados financieros aprobados por los socios anualmente.

Illanes aseguró que la fiscalización no responde a ninguna denuncia sobre irregularidades que pudiera haberse recibido.

Aunque admitió que, a través de algunos medios de comunicación, surgieron algunas versiones, “que pueden ser reales o no”, de malos manejos en la Cooperativa de Teléfonos de Oruro.

“Coteor ha pasado situaciones casi similares a las de Cotel. Por ejemplo, en una revista especializada se publicó que había adquisiciones irregulares, compras con sobreprecios, y es nuestro deber investigar; por eso estamos haciendo eso (pidiendo informes)”.

El presidente de Concobol, Hoggier Hurtado, dijo que la solicitud de información es normal y es una obligación entregarla.

No obstante, aseveró que es “sintomático” que se lo haga cuando se acaba de intervenir la telefónica paceña. “Vamos a estar alerta para tomar contacto y conocer de qué se trata”.

Un miembro del Consejo de Vigilancia de Comteco sostuvo que esta entidad tiene todo en orden, pero que el anuncio no deja de preocupar.

El vicepresidente del Consejo de Administración de Coteor, Rolando Flores, manifestó que no preocupa el anuncio del Gobierno porque no existen problemas en la telefónica.

“Los salarios elevados en Cotel son irracionales”

El Gobierno reconoció que los salarios elevados que percibían los consejeros de Administración y de Vigilancia de la Cooperativa de Telecomunicaciones La Paz (Cotel) y su planta ejecutiva no son “ilegales” pero sí “irracionales”, porque la telefónica atraviesa una situación crítica.

El viceministro de Empleo, Servicio Civil y Cooperativas, Rodolfo Illanes, y el interventor de Cotel, César Börht, coincidieron, por separado, en que no existe ilegalidad en las dietas y sueldos fijados para las autoridades de la cooperativa, pero remarcaron que es “irracional” e “inmoral” que cobren altas sumas cuando la empresa arroja pérdidas.

De acuerdo con el primer informe que presentó la comisión interventora de Cotel, los consejeros y gerentes de área percibían sueldos de hasta 27.000 bolivianos.

En el caso de los consejeros, éstos tenían una dieta fijada de 16.000 bolivianos, aunque habría evidencias de que este monto aumentaba hasta superar los 20.000.

El Interventor indicó que se podría justificar elevados sueldos si la “salud” de la cooperativa fuera buena. Éstos, dijo, deben estar en función de la productividad de la empresa.

La intervención halló una escala salarial con tres niveles de haberes para un mismo cargo, lo que habría generado una distorsión salarial.

Según la planilla de salarios correspondiente a mayo, en la que no se precisan los cargos de los trabajadores y a la que tuvo acceso La Prensa, el monto total presupuestado para los sueldos de ese mes sobrepasa los cinco millones de bolivianos, que representan el 21 por ciento de sus ingresos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada