23 junio 2009

Ex Sittel multó con Bs 83,5 millones a Cotel por mala calidad de servicio

La ex Superintendencia de Telecomunicaciones (Sittel) sancionó con 83,5 millones de bolivianos a la Cooperativa de Teléfonos La Paz Ltda. (Cotel), entre 2007 y 2008, por incumplimiento en la calidad de sus servicios en los años 2002 a 2005.

La entidad reguladora realiza en la actualidad una evaluación técnica de la telefónica y de las denuncias de los usuarios en las dos últimas gestiones.

La cooperativa se encuentra intervenida desde el 18 de junio, luego de siete días de un paro de actividades decretado por el Sindicato de Trabajadores de la empresa para exigir la renuncia de los entonces presidentes de los consejos de Administración Fernando Dips y de Vigilancia Jaime Siles y la intervención de la entidad.

De acuerdo con documentos a los que La Prensa tuvo acceso, existen cuatro resoluciones administrativas regulatorias (RAR): del 12 de junio y del 7 de septiembre de 2007 y del 7 de noviembre y del 23 de diciembre de 2008.

Los usuarios identificaron mala calidad en el servicio, entendida ésta como saturación de las líneas, interferencia (ruido) en la comunicación y en algunos casos indicaron que la voz del interlocutor se escucha muy lejana.

Días previos al conflicto que afrontó la cooperativa desde el 10 de junio denunciaron también el corte de la señal de varios canales internacionales en el servicio de televisión por cable de la telefónica.

El ex presidente del Consejo de Administración de Cotel Fernando Dips manifestó que las sanciones de la ex entidad reguladora fueron a gestiones pasadas y no a los años en los que se encontraba dirigiendo la cooperativa.

Afirmó que se trabajó para introducir mejoras con una inversión de 30 millones de dólares a partir de 2005.

De los 83,5 millones, la mayor multa asciende a 72,4 millones de bolivianos, según Resolución Administrativa (RAR) 2007/2620, del 7 de septiembre de 2007, por incumplimiento de metas de expansión y calidad de los servicios concedidos en el servicio local de telecomunicaciones y teléfonos públicos, tiempo máximo de espera para conexión, obligación del área rural (poblaciones donde debía instalar), corrección de fallas en el área de servicio local en 48 horas y de las gestiones 2002 y 2003.

Sobre esta multa, Dips dijo que la debe pagar la ex Superintendencia del sector porque se la impuso a las gestiones en que ésta intervino Cotel (1990, 1997, 2000 y 2003). El actual interventor, César Böhrt, ejercía el cargo de intendente regulatorio cuando se aplicó la multa de 72,4 millones de bolivianos.

La RAR 2007/1532, del 12 de junio de 2007, sanciona a la cooperativa con cien días de multa, equivalentes a 2.171.320 bolivianos, por infracciones al marco jurídico regulatorio, en la prestación de servicio de distribución de señales en las ciudades La Paz y El Alto al haber incumplido los principios generales de tarifas señalado en el Reglamento de la Ley General de de Telecomunicaciones vigente. El 11 de noviembre de 2008, la ex Sittel emitió la RAR 2008/2602 y sancionó a Cotel con 20 días de multa, equivalentes a 40.594 bolivianos, de los cuales se consolidaron 20.297 mediante otra resolución regulatoria, por no haber proporcionado información requerida en la gestión 2003. El 23 de diciembre del mismo año, la ex entidad reguladora emitió cuatro sanciones: de 5,9 millones de bolivianos por incumplimiento de la meta de calidad, tiempo máximo de espera para conexión en 2004, además de 227.539 bolivianos por no haber corregido fallas en su servicio local en 2004.

También figuran una sanción de 2,6 millones por incumplimiento de la meta de calidad en la provisión del servicio en 9 ASL de las ciudades capitales del departamento en 2005 y una última multa, de 18.497 bolivianos, por incumplimiento de la meta de calidad en llamadas completadas en larga distancia nacional e internacional en 2004.

Antecedentes

Para lograr la intervención gubernamental y la renuncia de los consejeros de Administración y de Vigilancia, los trabajadores de Cotel se declararon en huelga de hambre.

El 18 de junio, el Ministerio de Trabajo accedió a la petición en virtud de la sospecha de malos manejos económicos y la prórroga ilegal de sus principales autoridades en sus cargos y justificó una pérdida de 35,8 millones de bolivianos, pasivos por 280,5 millones de bolivianos que, de continuar, podrían llevar a la telefónica a la quiebra técnica.

La acción la respaldaron los diputados oficialistas Jorge Silva, Óscar Chirinos y Édgar Valerianos y la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve) de El Alto.

La dirigencia sindical acusó a Dips y Siles de malos manejos económicos en la compra de las empresas de televisión por cable Super Canal e ITS, ésta de Santa Cruz, con sobreprecio.

La Asociación de Accionistas responsabilizó a las ex autoridades de un daño económico de 50 millones de dólares por 15 irregularidades en la adquisición de tecnología e insumos.

Dips, por su lado, denunció que el conflicto en Cotel surgió porque intentó corregir las distorsiones salariales y sueldos de hasta 12.000 bolivianos en secretarias, por encima de los honorarios percibidos por técnicos y profesionales en la telefónica.

La línea telefónica vale $us 200 menos en el mercado

La línea telefónica que los 180.000 socios de la Cooperativa de Teléfonos La Paz Ltda. (Cotel) poseen pierde su valor en 200 dólares en el mercado respecto de su valor contable, calculado en 815 dólares hasta la pasada gestión.

En 2007, según los estados financieros de la empresa, la acción costaba 915 dólares, este monto disminuyó en un solo año hasta 815 dólares.

La Prensa evidenció que las ofertas para la venta de líneas varían entre 600 y 700 dólares. Según los avisos, el monto incluye la llamada “gemela” con su respectivo certificado de aportación, es decir, la venden como una línea titular.

Si uno está interesado en adquirir sólo una de las líneas de teléfono, el costo se reduce al 50 por ciento indistintamente.

El valor en libros de la acción de la cooperativa paceña, según el ex presidente del Consejo de Administración Fernando Dips, asciende a 1.500 dólares.

Sin embargo, el valor contable el año pasado alcanzó los 815 dólares, monto que resulta de la división del patrimonio de la cooperativa (que en ese año fue de un poco más de 1.000 millones de bolivianos) entre los 180.000 socios.

Hace unos ocho años, el costo de la acción telefónica se desplomó de 1.500 dólares hasta 300 dólares. Según Dips, su valor se distorsionó producto del ingreso en el mercado de nuevos sistemas de comunicación, como la telefonía móvil e internet.

También incidió el ingreso de Entel, entre 2004 y 2005, en el servicio de telefonía fija, con lo cual rompió el monopolio que tenía Cotel.

Para devolverle el valor a la acción, en la gestión del ex presidente del Consejo de Administración Piere Chaín se impulsó la entrega de la Línea Gemela, lo cual fue observado por Dips porque al entregar certificados de aportación adicionales se afectaba el patrimonio de la cooperativa.

Tarifa más baja que Entel

A pesar de que el valor de la línea telefónica en la Cooperativa de Teléfonos Automáticos de La Paz Ltda. (Cotel) disminuyó en más del 50 por ciento en el mercado (de 1.500 hasta 600 dólares), aún es atractiva para el accionista porque la tarifa del servicio es 80 centavos de boliviano más barata que en Entel por minuto.

Si uno quiere poseer una línea, pagará entre 600 y 700 dólares conforme a las ofertas del mercado. El costo de la llamada por minuto es de 40 centavos de boliviano el minuto en horario normal con una tarifa básica de 16 bolivianos.

El acceso a una línea fija en Entel o “línea en alquiler” es mucho más fácil porque sólo se debe cancelar la conexión, que asciende a 300 bolivianos e incluye el aparato telefónico en el área urbana.

En este caso, el costo de de llamada departamental por minuto es de 1,20 bolivianos, 1,70 la interdepartamental y entre 3,50 y 4.00 bolivianos la internacional. Estos montos varían según el paquete que se escoja, como ocurre en la telefonía móvil, que establece una tarifa fija mensual y en función de ello se cobra el minuto de llamada. Cotel también ofrece líneas de alquiler.

Se trata de las denominadas líneas “solidarias”, cuya conexión cuesta 300 bolivianos y los usuarios utilizan tarjetas de 30, 50 y 90 bolivianos.

Las corporativas, dirigidas a empresas, deben dejar en garantía 600 dólares y el costo de la llamada asciende a 40 centavos de boliviano.

Datos

El 10 de junio la dirigencia sindical de Cotel inicia un paro en contra de sus autoridades.

El 16 de junio se instala una huelga de hambre para exigir la intervención de la telefónica.

El 18 de junio, el Ministerio de Trabajo decidió hacer caso a la petición de los trabajadores.

La intervención tiene 90 días para esclarecer las denuncias sobre malos manejos económicos.

De forma paralela, el Ministerio Público abrió una investigación a Dips y Siles.

El Gobierno afirmó que Cotel estaba al borde una “quiebra” técnica.

Los Estados financieros de la cooperativa en 2008 registraron una pérdida de Bs 35,8 millones.

Sus pasivos aumentaron a Bs 280,5 millones y su patrimonio bajó en 11,5 por ciento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada